El día de Junji Ito – 11: Suichi’s Beloved Pet

by

Tras el parón de las navidades retomamos nuestra cita de los miércoles con Junji Ito. ¿Alguien le había echado de menos? Yo no demasiado, pero aquí nos debemos a nuestros lectores y tenemos que ofrecer lo que el publico desea leer. En la historia de hoy Junji Ito retoma uno de sus temas favoritos, los gatos, bueno, y la enajenación. Vamos a ser testigos de cómo el inocente acto de recoger un gatito callejero para adoptarlo como mascota puede suponer un grave problema cuando en la casa también vive un hijo… bueno, no se ni como definir al Soichi del titulo, será mejor que la historia hable por si misma.

Nada bueno puede salir de gente a la que le gustan los gatos

Como siempre todo comienza de una forma de lo mas normal, una chica regresa a su casa por la noche y por el camino se encuentra un gatito perdido, le hace unas caricias, el la sigue hasta su casa, su familia se encariña con el y deciden quedárselo. Esta es la primera señal de que algo va mal, yo puedo entender que quieran adoptar a un perrito abandonado ¿Pero un gato? Eso es una familia de enfermos.

¡Enfermos!

Eso es algo que queda confirmado cuando conocemos al hijo menor de la familia, Soichi, quien aparece con la boca llena de clavos y arrastrándose a cuatro patas por el suelo… En serio ¿Qué es lo que fuma Junji Ito? El caso es que Soichi trata de jugar con el gato, pero este parece tenerle miedo y se aleja de el ¿Cómo responde Soichi a eso? Escupiendo los clavos con tanta fuerza que se clavan en una viga de madera… Hay veces en las que uno no sabe ni que decir.

Pero qué coño…

Su familia se escandaliza al ver que ha tratado de hacer daño al gatito. Por lo visto Soichi suele hacer daño a los animales, aunque lo que les preocupa realmente es el daño que pueda hacer al buen nombre de la familia. Mientras le sueltan la bronca Soichi mentalmente les maldice a todos y se da cuenta de que el gatito genera electricidad estática cuando lo acarician. Un detalle en apariencia intrascendente que acabara teniendo su importancia.

¿Un gato eléctrico?

Al día siguiente Soichi (que sigue llevando la boca llena de clavos) se encuentra en la calle una serpiente muerta y decide que seria una buena idea llevarla a casa para que el gato juegue con ella. Su familia se horroriza, pero al gato le gusta y empieza a ampliar sus gustos culinarios. De la serpiente pasa a lombrices gigantes y de eso a una cosa horrible que no sé ni lo que es ni quiero saberlo.

Eso no puede ser comida sana…

Días mas tarde la situación degenera al máximo, el aire de la casa esta saturado por algo que pronto reconocen como pelo de gato, esta flotando por todas partes, y además hay una peste horrible por la casa. ¿Qué demonios esta pasando ahora? Nada bueno, eso esta claro.

Para que luego digan que son los coches los que contaminan…

Los padres de Soichi entran a su habitación y se lo encuentran sentado en una silla, llevando una mascarilla para no respirar los pelos que hay en el aire y acariciando repetidamente al gato, al que ha sentado en su regazo. Este parece poseído, como si acabase de salir del infierno. ¿En que lo ha convertido Soichi?

Ni los villanos de James Bond daban tanto mal rollo

Su hermana trata de arrebatarle al gato pero no puede, realmente se comporta como si acabase de salir del infierno, pero eso no es lo peor. A continuación su hermano trata también de agarrar al gato pero este le suelta una descarga eléctrica. Soichi lo ha acariciado tanto que se ha sobrecargado de electricidad estática y es imposible tocarlo. Si, de verdad, electricidad estática… sigh.

Igual el gato se comió una anguila eléctrica…

Pero Soichi no ha meditado las consecuencias de sus actos, el gato tiene demasiada electricidad encima y ya no quiere separarse de Soichi, así que le electrocuta una y otra vez. Este trata de buscar la ayuda de su familia, pero todos huyen de él, no quieren electrocutarse.

O la batería del coche…

Soichi ya no sabe qué hacer, corre sin rumbo fijo, sale a la calle y el gato le muerde. ¡CRACKABOOM! Esto provoca que el gato descargue de golpe toda la electricidad acumulada. Aunque cualquiera diría que se ha encontrado con Thor.

Alguien ha levantado Mjolnir…

Tras esto el gato vuelve a la normalidad y Soichi se recuera de las heridas provocadas por la descarga eléctrica mientras desde la cama del hospital vuelve a maldecir a toda su familia… ¿La moraleja de esta historia? No juegues con electricidad ni escupas clavos, o algo…

Si esto no es una familia feliz…

Ahora en serio. ¿De qué coño va esta historia? Porque la he leído un par de veces y sigo sin verle el mas mínimo sentido. Sé que suelo decir que Junji Ito está muy mal de la puta cabeza, pero es que empiezo a creer que realmente lo está ¡Y muy mal!

About these ads

Etiquetas: , , , , ,

2 comentarios to “El día de Junji Ito – 11: Suichi’s Beloved Pet”

  1. sc0rp14 Says:

    En realidad Ito a querido realizar una critica hacia el maltrato hacia los animales mediante torturas electricas

  2. Antonimous Says:

    La historia más que nada va sobre Suichi, el niño escupeclavos. El personaje es prácticamente un running gag, ha aparecido en otras historias cortas ya de adulto y es un pobre diablo que nunca acaba bien.
    La cosa va tal que así:
    -Suichi da algo de miedo, él se cree que da mucho miedo.
    -Al hombre siempre siempre le rodean cosas siniestras. Le gustan.
    -El tipo es violento.
    -Siempre fracasa y termina humillado cuando se encuentra algo que da más miedo, es más violento y tiene más pelos que él.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 129 seguidores

%d personas les gusta esto: