El clan del Oso Cavernario

Probablemente conozcáis aunque sea de oídas la saga de El clan del oso cavernario, a.k.a Los hijos de la tierra. Se trata de una serie de seis libros (cinco de ellos ya están en la calle, el último, si mal no recuerdo, desde hace unos seis o siete años) sobre la vida de la mujer más intelectualmente fértil de la historia de la Humanidad.

El primer libro, El clan del oso cavernario, sitúa la acción en el chorrocientos antes de Cristo, en el choque de culturas entre los Neandertales y los Homo Sapiens. Concretamente, en lo que fue Ucrania antes de la URSS y más allá. Una niña pequeña se aleja de su Clan tras un terremoto, y un grupo de Neandertales la recoge y educa como si fuese una de ellos.

sad

Gracias a esta tía tienes ordenador. Y conexión ADSL.


Hay que admitir que es bastante interesante. Yo soy una enamorada de la Prehistoria, así que me lo tragué enterito. La niña crece, es discriminada por ser mujer pero no se rinde y hace cosas de hombre por las que deberían matarla pero no lo hacen. Aprende a cazar, es violada repetidamente hasta que se queda embarazada de un hijo mestizo y, al final, la echan del Clan. No está mal. Es la historia de una mujer a la que han maltratado psicológica y físicamente a lo largo de los años y que sobrevive por su fuerza interior. Pero aún así, tiene la autoestima por los suelos. ¿Y quién lo va arreglar? Su hombre.

El valle de los caballos, la segunda novela de la serie, toma el punto de vista de Ayla, la fantástica, y de Jondalar, el playboy. Por un lado, ella se encierra en una cueva durante tres años y desarrolla, entre otras cosas, la domesticación de animales y el uso de la pirita y el pedernal. Casi nada para una jovencita de catorce años.

Por otro lado, Jondalar y su hermano viajan desde Lascaux, Francia, a la cueva donde está Ayla, creando lo que se llama una panespermia. Es decir, una fecundación de féminas universal. Porque, frente a la retrógrada sociedad neadertal, los homo sapiens somos una especie de wiccas que adoran a la mujer y que consideran el sexo como un regalo divino que hay que practicar todo lo posible. Jondalar, el hombre súper dotado en más de un sentido, se folla a diestro y siniestro toda jovencita que se le pone a tiro, pero nunca llega a enamorarse porque… porque es un playboy.

Su hermano muere por el ataque de un león. Él resulta herido. Ayla está en los alrededores y le salva. Zas, giro de trama. Él la enseña a comunicarse en su idioma y juntos desarrollan el tiro con arco y más cosas. Ah, y follan. Y él se enamora de ella y viceversa. Qué bonito, qué amable por tu parte que me arregles los problemas de autoestima. Y se van de la cueva a vivir su amor.

En Los cazadores de mamuts todo se tuerce. Lo que hasta ahora era una más que potable novela “histórica” se convierte en Falcon Crest. Se ponen a vivir un invierno con un Clan de cazadores en el que hay un negro que se enamora de Ayla. Ella está buenísima, claro, y le resulta raro que todos los hombres de la Tierra se sientan instantáneamente atraídos por ella. Pero, como a le han enseñado que cuando el hombre chasca los dedos ella se tiene que poner a cuatro patas, pues se tira al negro. Y sucede el drama y el angst, y parece que Jondalar y Ayla han terminado pero no, porque vuelven a juntarse y se prometen en matrimonio, y deciden volver a casa para unirse y tal. Por cierto, en este libro descubrimos que a Ayla se le da de pena cantar. Es lo único que hace mal, la mujer. También aprende a teñir pieles con amoniaco, y lo hace mejor que su maestra.

El cuarto libro, Las llanuras del tránsito, es un coñazo. Jondalar y Ayla tienen sexo a través de Europa, podríamos titularlo. Conocen a mucha gente, enseñan sus descubrimientos provocando poco menos que la Revolución Neolítica, ayudan a recuperar su autoestima a una joven violada, matan a una hembrista loca que tenía encerrados a los hombres de su Clan, están a punto de morir en varias ocasiones y llegan a Lascaux. Fin.

El quinto, Los refugios de piedra, es una parodia de los otros cuatro, estoy segura. La estructura es la siguiente: Ayla y Jondalar llegan a un sitio, cuentan su historia, se enfrentan a los prejuicios de la gente por que Ayla haya parido a un bicho mestizo, enseñan sus descubrimientos tecnológicos, todo el mundo aprende una lección vital y se van. Esto se repite TODO EL TIEMPO. La historia de Ayla y Jondalar es contada al menos en cinco ocasiones a gente distinta. Y, ¡ah! ¿Recordabais que Jondalar era un playboy y que las tiene a todas locas? Pues en casa tiene un club de fans completo. Club de fans que odia a Ayla y trata de putearla por todos los medios. Pero, como es la heroina, todo sale bien. Por ejemplo: la ex de Jondalar convence a Ayla para que se ponga ropa interior de hombre en una fiesta. Ella, que no sabe nada de la vida, accede. Cuando la ven, todo el mundo se echa a reír y Ayla corre avergonzada… Pero está tan buena que todos se dan cuenta de que no le queda tan mal porque le estiliza la figura. Y, además, la mala se lleva la desaprobación de todo el mundo.

Se casan, son muy guapos, Ayla da a luz a una niña preciosa, ayudan a la gente y fin. Hay un giro en el desenlace que lleva a Ayla a convertirse en sacerdotisa. Qué suerte que metan al menos algo de trama, para justificar el haber leído un tocho de setecientas páginas en tapa blanda. Cosas que han descubierto en esta novela: La teoría de la reproducción humana. Ayla es la única que se ha dado cuenta de que el sexo produce hijos, en lugar de que los espíritus se junten solos y punto.

Mis previsiones para el sexto libro: Ayla, Jondalar y Jonayla (la hija de ambos. Sí, ese es su nombre. Stephenie Meyer tuvo un buen referente para su Renesmee) son muy felices en Lascaux. Dan paseos. Cazan. Montan a caballo. Ayla tiene algunos problemas al ser sacerdotisa, pero todo se soluciona en la misma página. Son felices. Todo es hermoso. Ayla descubre la Teoría de la Relatividad y la de la Evolución de las Especies. Jondalar y ella follan mucho. Y acaba.

¿Se puede leer? Sí, pero los últimos en diagonal. ¿Se debería leer? Hum… lo consultaré con mi abogado. ¿Me lo recomiendas? Los dos primeros, sí. La saga al completo, sólo si no tienes reparo con las niñas perdidas, las heridas infectadas, la edad de piedra, las mujeres con problemas de autoestima, los penes grandes, las escenas de sexo kilométricas, las sacerdotisas gordas, los wicca, las violaciones, los niños mitad Homo Sapiens mitad Neandertal (imposibles en la realidad), los caballos y los bebés de león.

Y por último, si no teneis reparo en leer crueldades gratuitas, seguid para abajo:

asdsd

“Hola, soy Jean M. Auel. Mi protagonista es una mujer completamente normal, tan hermosa y delgada como cualquiera de nosotras, con un novio tan encantador como el de cualquiera, con un don para crear avances tecnológicos que cualquiera posee y un (solo) defecto. ¡Y si no os creéis que una mujer así sea realista, miradme a mí!”

9 thoughts on “El clan del Oso Cavernario”

  1. Lei el primero. Me chirrió. Leí el segundo. Dije “si, hombre, y qué más”.
    Prefiero que un politoxicomano me robe la pasta a punta de jeringuilla en la calle a gastarme perras en el terecero. Por lo menos si me roba un yonqui alguien disfrutará del dinero.

  2. Sois lo peor.
    Cierto que la autora se pasa convirtiendo a Ayla en heroina, pero me parece muy triste que de una saga magnífica os quedéis solo con eso. No veo problema en que sean guapos y solo les pasen cosas buenas prefiero disfrutar con ellos que con tragedias y muertes. Yo leo para divertirme no para sufrir. Allá cada uno lo que hace con su tiempo libre… solo recordaros que es una novela….

  3. Jajajajaja Muy bueno el comentario de la saga. Acabo de terminar el último libro y todo lo que dices es verdad. Al final me saltaba páginas, sobretodo las que repetía una y otra vez sobre cómo se cazaban los mamut, o cuando Ayla mostraba cómo encendía el fuego y otras muchas eternas repeticiones de historias ya contadas en los otros libros. Lo único que recomendaría (y sólo como libros de entretención) son el uno y el dos, el resto sólo los leí de aburrida para ver si la trama daba algún vuelco: un bodrio.

  4. ¡Ah! y sólo los leí todos porque los descargue gratis: jamás habría invertido dinero en el tercero para adelante. Y ¿verdad que la autora dijo esa cita que pusiste? Jajajaja ¡No lo puedo creer!

  5. Muy bueno el comentario! El primero y el segundo libro de la saga me gustaron de verdad, pero ya el tercero hera bochornoso… vaya con las “escenas de sexo kilometricos” y con el tonto de Jondalar y la estupida de Ayla de los c… Lo lei todo, porque me gusta la perhistoria, pero vamos, como se puede estropear una idea estupenda contada de una manera tan cutre. En el estilo mas puro de las novelas baratas para tias sexualmente frustradas y mentalmente estrechas que viven solas con sus gatos… Yo tambien lei todo, porque me lo descargue gratis. Me comprare de buena gana los primeros dos… los demas probablemente tambien, pero solo por tener la saga completa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s