Cosas estúpidas que hizo Stan Lee: Pizzazz

Dice Jim Shooter que siendo Stan Lee un tío que se crió antes de la explosión del comic-book, el hombre siempre soñó con triunfar en el mundo de las revistas o en las tiras de prensa. Con los años, Stan consiguió ese segundo sueño, pero lo de triunfar como editor de una revista no le funcionó tan bien. Claro que, leyendo la revista con la que intentó triunfar allá por 1977, tampoco nos extraña mucho…

Índice del primer número, presentado por Stan Lee. Como veis, temas tremendamente interesantes.

Pizzazz fue una revista “infantil/juvenil” que trata temas como la televisión, el cine y pasatiempos variados. Por aquella época, Stan Lee había dejado su puesto de editor jefe de Marvel y se dedicaba a habitar en los pisos “de arriba” con los propietarios de la editorial, el grupo Cadence. La idea de aquellos dueños era la de dejar esto de los cómics (que no daba mucho dinero) y pasarse al negocio de los libros infantiles y de la animación. El bueno de Stan no podía permitir algo así, con lo que se puso a trabajar como dique de contención diversificando el negocio como buenamente pudo, con la intención de encontrar así un nuevo público. Algunas ideas fueron suyas, otras de otros, pero la Marvel de por aquel entonces hizo experimentos arriesgados que se alejaban de su cuatricomía tradicional, tocando formatos revistas de humor, series en blanco y negro para un público más adulto (Savage Sword of Conan, Rampaging Hulk) o la revista de perfil adolescente que nos ocupa, Pizzazz.

Entrevistas a gente famosa como Shaun Cassiddy. Un tío famoso, ¿que no te suena? Pues a mi tampoco…

No sé a quien se le ocurrió llamar a la revista Pizzazz, pero por lo visto la palabra en cuestión debía de estar de moda por aquellos tiempos. Supongo que pensaron que semejante engendro idiomático no se quedaría rápidamente relegado a una muestra más del lenguaje hortera de los 70, o que simplemente querían ser modernotes en una época anterior al “cool” y el “awesome”. Como podéis imaginar, Pizzazz por lo visto significaba algo así como algo “jugoso, vigoroso, vital, enérgico”, algo molón. Aunque tampoco deberíamos quejarnos mucho, allá por los 80 en España hubo una revista de cómic llamada “Guai!” cuyos albumes se llamaban “Tope Guai!”. Aunque la revista no estaba mal…

Si leer cómics era considerado cosa de “nerds”, Pizzazz intentó hacer humor con ello. La idea fue tan genial que espantó tanto a los fans de Marvel como a los hipotéticos nuevos lectores.

Presentada en un principio como una “revista a secas” y más tarde como revista de humor “a la Marvel”, Pizzazz basaba su gancho en fotografías de la gente de moda sacadas de agencia y en cómics de Star Wars y Tarzan. Otros contenidos son tiras de Harvey Kurtzman de los años 40, pasatiempos y noticias que probablemente ya estaban en la guia de la tele del mes pasado. El verdadero problema de Pizzaz esta en que viene a ser un alumno de todo y maestro de nada. Sus artículos son breves (por no decir paupérrimos) sus chistes son de los peores que he visto en mucho tiempo y cualquier contenido exclusivo que tenga la revista se limita a dibujos de autores de la casa como Buscema o Kirby trabajando a desgana. El contenido de mayor interés que tiene probablemente sean los cómics de Star Wars por ser las primeras historias del “universo expandido” jamás escritas, siendo anteriores a la novela Splinter of the Mind’s Eye o a la propia serie regular (que hasta entonces había estado publicando una adaptación de la película) pero más allá de esa curiosidad arqueológica, Pizzazz no ofrece nada. Y parece que el público en general estuvo de acuerdo en ello, ya que la revista pasó a mejor vida en el número 16 con una portada en la que salía nada más y nada menos que el icono de la competencia, Superman. Pero para entonces Marvel ya estaría saliendo del bache con el boom de Star Wars y X-men, con lo que pudo centrar casi todos sus esfuerzos en lo que mejor se les daba hacer, los cómics.

Portada del último número de Pizzazz, la desesperación obliga a hacer publicidad hasta de la competencia…

5 comentarios en “Cosas estúpidas que hizo Stan Lee: Pizzazz”

    1. Y eso que no he hablado de la sección de chistes “Dr Doom Cracks Up”, en la que los chistes sólo debían de tener gracia si el buen doctor te obligaba a reirte por edicto real…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s