Supergirl llevando los calzoncillos de Superman: Un coloso llamado Jim Shooter (VI)

Jim Shooter había conseguido su objetivo, el crío de 14 años ya era escritor de DC Comics. Pronto sería el guionista regular de La Legión de Superhéroes, y solía colaborar relizando guiones para Supergirl, Superman o Jimmy Olsen, series de la familia Superman que estaban bajo la batuta de su gran descubridor Mort Weisinger. El editor, que veía al chaval como un posible heredero que moldear, no tardó en invitarlo a reuniones editoriales, hacer que hablara con todos los profesionales de la redacción y, en general, tratar de que conociera al máximo el negocio. Shooter estaba aprendiendo muchísimo sobre que es realmente un cómic y como se hace, pero el ser el protegido de Weisinger no te libraba en absoluto de su mezquindad; poco a poco se había convertido en una tradición el que tras el episodio de la semana del Batman de Adam West, Weisinger llamara insultándolo por sus faltas de ortografía, porque los bocetos que realizaba en sus guiones no estaban nada claros o porque, en definitiva, Weisinger disfrutaba ejerciendo su poder sobre sus subordinados.

La relación de Weisinger y Superman en Alter EgoLa relación de Weisinger y Superman retratada por la revista Alter Ego.

Shooter acabó acostumbrándose a largas sesiones telefónicas de tres horas en las que su jefe le insultaba sin ningún complejo y trataba de herirle mientras repasaba sus textos viñeta a viñeta, y que normalmente terminaban con Shooter rindiéndose y Weisinger, con toda generosidad, otorgándole otra oportunidad para hacer bien el trabajo. Porque no todo era malo en el viejo, que trataba de forma exquisita a la madre del chaval y hasta había sido tan generoso de duplicarle el sueldo sin dar ninguna explicación… Aunque años más tarde descubriría que aquello fue culpa del gran Edmond Hamilton, que le echó en cara no solo el estar explotando a niño, si no que encima le estaba pagando la mitad del salario normal de un guionista.

BRACKETT 1976 with Ed Hamilton (Minicon 11, April 1976) Photo by Dave TruesdaleEdmond Hamilton y su señora, Doña Leigh Brackett. Dos de los mayores talentos literarios del siglo XX y mejores personas.

Con el tiempo Shooter acabaría descubriendo que lo suyo no era un caso especial, y que Weisinger trataba fatal a todo el mundo. Que, de hecho, Weisinger solía hablar de el como un niño prodigio, que estaba orgulloso de él y que a su otro protegido adolescente -Cary Bates- solía echarle en cara el que no fuera tan bueno como Shooter. Pero mejor volvemos al principio de todo, con Weisinger comprando las primeras historias de Legión de Shooter y encargándole una pequeña historia de Supergirl, que se publicaría en Action Comics 339:

Action Comics 339A mediados de los 60 DC intentaba atraer lectoras con Supergirl, pero no acababan de saber muy bien que hacer con ella.

El cómic, dibujado por Jim Mooney, destaca por ser tener un planteamiento más interesante que la media de las historias que solían realizarse para Supergirl. La cosa empieza con Superman largándose al espacio con la Liga de la Justicia y dejándola encargada de defender Metrópolis. Linda se toma el trabajo muy a pecho y constantemente esta preocupada por lo que pueda ocurrir, ya que su intuición femenina la hace sentir que el peligro se acerca. Y es que dicho peligro vendría en la forma del mismísimo Brainiac que, deseoso de vengarse de Superman, decide sobrevolar Metrópolis con su OVNI para cargársela. La Doncella de Acero no tarda en aparecer para salvar el día, pero se ve incapaz de atacar la nave ya que posée unos escudos fortísimos, rayos energéticos que se ve obligada a bloquear para que no dañen la ciudad y hasta rayos de viaje en el tiempo que tiene que esquivar como puede.

Supergirl Action 339La Hawkeye Initiative se lo pasaría muy bien con la pose de Supergirl en la viñeta de la izquierda.

Cansado de la molestia que esta suponiendo la muchacha, Brainiac decide encerrarla en una jaula de kriptonita que había construido para matar a Superman. No contento con ello, la baña en rayos omicrón -que aumentan el efecto radioactivo de la jaula- y la gasea con kriptonita, puteándola hasta decir basta y regodeándose de ello. Pero justo cuando el villano estaba celebrando su victoria más contento que unas castañuelas, Brainiac descubre que Superman ya casi esta de vuelta y que en breve estará allí para salvar a su prima. Sabiendo que a su nave apenas le queda ya energía, Brainiac decide cortar por lo sano y desintegrar a Supergirl, preparándose para largarse de allí inmediatamente:

Brainiac 60s SupergirlEl Brainiac de aquellos tiempos era otro de tantos científicos locos de los que se pegaban con Superman. Era como si la ciencia fuera algo malo para esta gente…

¡Pero Supergirl no estaba muerta! Aprovechándose de que su cuerpo es más delgado que el del mostrenco de su primo, Linda se cuela entre los barrotes y sobrevive a la desintegración, entrando a la desprotegida nave de Brainiac y pidiéndole cuentas. Sin embargo, el ordenador viviente improvisa un plan de escape y consigue huir de la justicia mediante un rayo de desplazamiento temporal. El cómic termina con Superman consolando a su prima, que esta triste porque se le ha escapado uno de los villanos más poderosos del Hombre de Acero.

Superman Supergirl Weisinger Shooter¿Creíais que eso de sacar a todos los protagonistas riéndose al final de la historia era cosa de los 80? ¡Naaaaaaah!

El cómic no deja de ser un pequeño complemento para las historias de Superman, con lo que esta planteado como un relleno y en el fondo no deja de ser una historia bastante tontorrona; el plan de Brainiac se basa en amenazar con destruir Metropolis para hacer aparecer a Superman y matarlo, pero la parte de matarlo no parece tenerla muy bien definida y así acaba saliéndole la cosa, con la historia pareciendo más un cuento motivacional (quiérete mucho, tu vales mucho, eres alguien especial en el universo) que una dramática batalla entre dos titanes del cómic. Mort Weisinger acabaría quedando satisfecho con el trabajo de Shooter, asignándole el puesto de guionista regular de la Legión (sustituyendo a Hamilton) y siendo su jefe durante los tres años siguientes…

4 comentarios en “Supergirl llevando los calzoncillos de Superman: Un coloso llamado Jim Shooter (VI)”

    1. ¿In lof? Supongo que se podría ver así de alguna manera muy retorcida, una manera muy a lo 50 Sombras de Grey… Bates era otro pobre crío explotado, que de hecho se pasó años odiando a Shooter porque Weisinger siempre lo comparaba con el. Años después los dos chavales se conocieron y descubrieron que Weisinger le hacia lo mismo a Shooter, con lo que el odio murió…

      Aunque Bates nunca trabajó para Marvel.
      Yo ahi lo dejo…

    1. Otra victoria para la censura y los radicalismos.
      Lo peor es que la versión final de esa portada tendrá el logo de la serie sobre el culo del personaje, con lo que toda esta polémica será más absurda todavía.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s