Big Eyes: Burton sin Tim Burton

Después de volver a ver su Batman y horrorizarme con Returns, Big Eyes es una película que me puse a ver sin ningún tipo de prejuicio por el hecho de que estuviera dirigida por Tim Burton; ni creía que fuera el mejor director de la historia como le suponen muchos góticos salidos de madre ni tampoco el peor, porque al fín y al cabo no era el responsable de Batman & Robin. Pero con Big Eyes he tenido muchos problemas…

BIG EYESPues si es una comedia, ¡yo no me he reído nada!

Big Eyes cuenta la historia de Margaret (Amy Adams) una ama de casa de los años 50 que abandona su vida de clase media para fugarse con su hija pequeña a San Francisco y perseguir su sueño de ser pintora. La mujer no es que tenga mucho talento (sus cuadros son de niños con ojos grandes, al más puro estilo del Gato con Botas de Shrek) y los círculos artísticos de por allí la ignoran y no le hacen el menor caso. Pero un día en el que Margaret intenta ganar un dinerillo haciendo retratos en un parque conoce a Walter Keane (Christopher Waltz, el nazi de Malditos Bastardos), otro pintor sin mucha suerte del que se enamora y con el que acaba casándose.

big eyes keaneLos cuadros estos, que son un espanto y una horterada.

Walter no tardará en tratar de exponer sus cuadros junto a los de Margaret, pagándole al dueño de un bar de moda para poder colgarlos junto al baño. Y es tras una pelea con el dueño del bar por la horrorosa asociación de arte y ganas de cagar cuando los cuadros empiezan a aparecer en los periódicos y la curiosidad del público empieza a dirigirse hacia los cuadros de Margaret, que no los de Walter. Éste último, con la excusa de que los pintores hombres venden más que las mujeres, decide decir a todo el mundo que él había pintado los cuadros de los niños de ojos grandes, comenzando así su imperio económico basado en una mentira.

bigeyes amy adamsMargaret es la negra de Walter. Ya, ya sé que no es politicamente correcto, ¡pero que les jodan a los de lo políticamente correcto!

Y hablando de cosas “basadas”, sí, toda esta historia está basada en hechos reales. Margaret Keane invadió las estanterías de todo el mundo con sus lamentables cuadros de niños de ojos grandes; libros de arte, láminas decorativas, postales, colecciones de cromos… Su trabajo era completamente rechazado por los círculos artísticos por no aguantar el análisis más superficial, pero la estética gustaba al público en general y el éxito fue tremendo. Una película sobre esta historia habría sido bastante más interesante si el director encargado de adaptarla hubiera sido consciente del material que tenía entre manos, pero es que ese director es Tim Burton, y a Tim Burton le gustan muchísimo los niños de ojos tristes de Margaret Keane…

big eyes tim burton“-Hola, me llamo Tim y soy un hortera.”

Así es como Burton ataca a los críticos de arte y al arte conceptual en general, retratándolos como snobs que miran por encima del hombro a los Keane y sus cuadros llenos de “sentimiento”. La propia Margaret habla de sus cuadros como “sus hijos”, como algo nacido de sus propios sentimientos, con una visión del arte tremendamente anticuada (el arte de las musas y esas mamarrachadas se dejó abandonado hace ya varios siglos) y que flaco favor hace para darle algo de sustancia a un biopic que acaba acercándose peligrosamente a los telefilmes de mujeres coraje que te pone Antena 3 un domingo a la tarde (y que son todos iguales y soporíferos).

Big eyes otra horteradaSe podría hablar sobre que esta película habla sobre los sueños y aspiraciones y el ser un impostor y blablabla, ¡pero es que estos cuadros son una mierda!

Para mucha gente Big Eyes no parecía una película de Tim Burton -no están sus actores fetiche, no marca tanto su estética- pero si que se sigue notando su estilo, con unos colores muy saturados y muy apropiados por la referencia a los cuadros de Margaret Keane o con personajes como el de la hija, una de tantas niñas raras de las suyas. En fín, que espero que ahora que este hombre ha roto un poco con su pasado empiece a espabilar y se ponga a hacer películas que se parezcan más al recuerdo que tengo de Big Fish o Ed Wood, películas que en su día me gustaron mucho y que miedo me da volver a ver…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s