Los 4 Fantásticos de Josh Trank (I): Los arquitectos del desastre y cómo llegamos a ello

Todo esto podría resumirse en que Josh Trank quería hacer una película mientras 20th Century Fox quería evitar la humillación de perder otra de sus licencias de personajes Marvel. Porque admitámoslo, ninguno de los implicados estaba especialmente interesado en hacer una película de Los 4 Fantásticos -quizás Mark Millar quisiera hacer una de Ultimate Fantastic Four, pero tampoco creo que le importaran lo suficiente- y el resultado ha sido la cosa esta que tenemos entre manos. Pero empecemos por el principio, ¿quién puñetas son los responsables de este desaguisado?

Josh-Trank“-A mí me han dicho que haga una peli de superhéroes pero voy a hacer un homenaje a La Mosca, ¡ea!”

Josh Trank es un chaval de Los Angeles nacido en 1984 y es hijo de Richard Trank, un productor de documentales que ganó el Oscar en 1997 por un documental sobre la creación del estado de Israel tras la Segunda Guerra Mundial. Josh pronto empezaría a volverse loco por esto del cine y empezaría a trabajar en la televisión local del instituto público de Beverly Hills, cogiendo algo de experiencia que posibilitaría que años después empezara a trabajar de becario en más sitios (vamos, la realidad laboral de hoy en día). Todo cambiaría en 2007 cuando realiza y cuelga en Youtube un pequeño corto, casi un sketch, titulado Stabbing at Leia’s 22nd Birthday:

Troops le daba a esto mil patadas y no le consiguió mucho curro a Kevin Rubio, pero bueno…

El video se hizo viral rápidamente y no tardó en empezar a trabajar para SpikeTV en una seríe llamada Kill Point, encargándose de escribirla, dirigirla y editarla. Más tarde trabajaría en la edición de Big Fan, una película independiente de Robert D Siegel (el guionista de The Wrestler) y protagonizada por Patton Oswalt. Es en en este momento en el que Trank empieza a darle vueltas a la idea de un guión sobre unos chavales que consiguen poderes y las consecuencias que eso podía traerles, siguiendo el estilo de La Bruja de Blair o Cloverfield que ya había usado en su corto de Youtube. Pronto se juntaría con un viejo conocido del instituto, Max Landis (el hijo de John Landis) para sacar adelante el guión, que consiguió el picar el interés de una 20th Century Fox que les entregaría unos 12 millones de dólares para sacar adelante el proyecto. La película sería un éxito y las ofertas de trabajo les lloverían a los dos por todas partes, con lo que Landis y Trank acabarían tomando caminos separados y este último acabaría con Fantastic Four.

Max LandisAprovechando el fracaso de los 4F, Max Landis aprovechó para publicar un cacho de su guión para una peli de los personajes. Será buitre el tío…

Por otro lado tenemos como productor a Simon Kinberg, responsable del guión de X-men: The Last Stand y uno de los principales responsables del “área superhéroica” de la Fox, habiendo llegado a escribir y producir alguno de los intentos de la productora de crear sus propios superhéroes con Jumper -la protagonizaba Hayden Christensen, no os digo más- o aprovechando el éxito de Iron Man para sacar otra franquicia con Robert Downey Jr, Sherlock Holmes. Kinberg ya para esas alturas será uno de los especialistas de la productora en superhéroes, habiendo estado vinculado  al guión o la producción de X-Men First Class, Days of Future Past o Deadpool, además, de ser el responsable de las dos últimas películas de Neill Blomkamp, Elysium y Chappie, de discreto éxito.

Chappie, el remake de Cortocircuito que nunca quisiste ver.

Los otros tres créditos de producción de Fantastic Four son Hutch Parker (exvicepresidente de la Fox y también vinculado a Dias del Futuro Pasado o The Wolverine, y que según se dice es el responsable junto a Kinsberg de haber “rescatado” la película a última hora), Matthew Vaughn -que no creo que tenga mucha implicación con la película y que probablemente tenga un crédito en la película por razones económicas, ya que el propio Trank ni siquiera lo conoció en persona- y Gregory Goodman, responsable de grandes éxitos como Aeon Flux, el remake de Keanu Reeves de Ultimatum a la tierra o la propia X-Men First Class, que aparentemente es su mejor película. En el guión, además del propio Trank y Kinberg como “hombre de la Fox”, tenemos que el otro guionista principal es Jeremy Slater, un amigo de Trank (que según dice es “superfan de los 4F”) cuyo único trabajo anterior es una película de terror llamada The Lazarus Effect en la que según me cuenta IMDB unos estudiantes de medicina descubren una forma de resucitar gente. Pero vamos ya con los peces gordos, la ensalada de productoras responsable de la película…

ultimatum_a_la_tierra 2008¡Buenísima, mejor que la cicuta!

Porque como productoras figuran 6 empresas, entre las que están la propia Fox, Marvel Entertainment (como responsable de la licencia original), Constantin Films (de estos hablaré más adelante, pero estan sólo para recibir dinero), Marv Films (la productora de Matthew Vaughn, cuya participación seguramente es nominal), Robert Kulzer Productions (Robert Kulzer ha sido el “embajador” de Constantin Films en EEUU durante años, y uno de los principales valedores de Paul WS Anderson) y finalmente TSG Entertainment, que es un fondo de inversión en cine del que la Fox utiliza para financiar sus películas. Con lo cual como productoras “efectivas” tendríamos a la Fox y ya.

Fantastic Four cormanLa adaptación más fiel al cómic original de Lee y Kirby.

Pero empecemos desde el principio, cuando en 1986 la era Jim Shooter toca a su fin y Cadence Industries vende Marvel a New World Pictures. Es en ese momento en el que Constantin Films, una productora alemana cuyos mayores éxitos en aquel momento eran La Historia Interminable y El Nombre de la Rosa, compra los derechos de The Fantastic Four por unos míseros 250.000 dólares. Constantin en ese momento no tiene ni idea de que hacer con los derechos, y de hecho Neal Adams suele contar que la intención original de los alemanes era el hacer una película de cada uno de los personajes de la licencia por separado, Galactus y Estela Plateada incluidos. El despropósito no saldría adelante y Constantin empezaría a notar que sus años de posesión de la licencia empezaban a terminar. El contrato de Constantin en ese momento -que desconozco si ha sido renegociado desde entonces, pero todo parece indicar que sigue vigente- especificaba que la productora se comprometía a empezar la producción de la película (rodar una escena por lo menos) antes de 8 años, y estrenar la película en un número determinado de salas de cine de EEUU antes de 10 años. Eran los últimos meses de 1992 y Constantin era consciente de que le iba a salir más barato el producir una mierda de película que el renovar los derechos, así que contrataron a la productora de Roger Corman -autor de “Como hice cien películas de Hollywood sin perder un centavo”- para que sacara cualquier cosa adelante.

Fantastic Four Corman 4F¡Héroes!

La película fue terminada a tiempo -Corman no deja de ser un pedazo de profesional- y Constantin se dispuso a estrenar la película para cumplir su contrato, pero Marvel vió el horror que se le venía encima en un momento en el que todavía estaba negociando el contrato de la primera película de Blade con New Line Cinema y decidió que lo mejor era quemar la película. Por lo visto Avi Arad pagó una cantidad de dinero sustanciosa a Constantin para ello, con lo que Constantin pudo prorrogar los derechos y la Fox pudo empezar a trabajar en la licencia sin la mancha que habría supuesto el estreno de la cinta de Corman. Sin embargo, el trabajo para sacar adelante una película de los 4 Fantásticos sólo acababa de empezar…

Fantastic Four Movie Tim StoryEstos también están diciendo “otros vendrán que buenos me harán”.

Y es que Fox se pasaría diez años con distintos guionistas, directores y productores dándole vueltas al proyecto, con lo que no sería hasta 2005 (justo a tiempo para cumplir el contrato) cuando se estrene por fín la película que todos conocemos y que tendría una secuela en 2007 con Rise of the Silver Surfer. Los beneficios de esta última película no parecían estar a la altura de lo que Fox esperaba, con lo que para 2009 ya empezaron a sonar los primeros rumores de reseteo de la franquicia; las cosas eran ya muy distintas a 1992 y 2005, porque un año antes Marvel Productions había estrenado Iron Man y de repente Marvel ya no se limitaba a cobrar un porcentaje de la taquilla, ahora estaba buscando activamente recuperar todas sus licencias para hacer sus propias películas, y Fantastic Four estaba en el punto de mira.

i_am_iron_man_downey-jr-marvelUna película revolucionaria, y lo peor es que es verdad.

Las relaciones entre Marvel y Fox alcanzan otro punto de tensión cuando Marvel es adquirida por Disney y deja de ser una entrañable editorial de tebeos metida a productora independiente a ser un activo principal de uno de los mayores grupos mediáticos a nivel mundial. Fox pone en marcha proyectos con todas sus licencias, y pasa a ignorar por completo fracasos como Wolverine Origins: hay que sacar lo que sea con el dinero que sea, pero Marvel no puede recuperar los derechos de nada. Para 2012 Fox empieza a darse cuenta de que su primera baja está al caer: no consiguen sacar adelante un proyecto con Daredevil y tratan de conseguir un trato con Marvel para retener los derechos. Sin embargo, la antaño simpática y humilde editorial que compró la película de Corman sólo para que Fox tuviera una posibilidad de éxito ahora se mantiene inflexible, tienen que empezar a rodar una película ya o perderán los derechos. Los derechos revertirán en octubre de 2012, y dos meses antes Fox todavía esta aceptando proyectos de distintos guionistas para empezar a rodar. Los intentos de conseguir un trato in extremis llegan a hablar de ceder a Galactus a Marvel, pero la negociación fracasa del todo y Daredevil vuelve a Marvel. Esto no sienta nada bien a Fox, que decide poner toda la carne en el asador y pronto empieza a anunciar proyectos con absolutamente todo lo que tiene a mano, 4 Fantásticos incluidos.

Daredevil Fox Elektra Jennifer GarnerNo encuentro ninguna imagen que no ponga mal a la película de Daredevil, así que conformaos con Jennifer Garner y su escote.

Y así es como llegamos a 2014 y a Josh Trank empezando a rodar una película que lo llevará por la calle de la amargura. Pero para el pelotón de fusilamiento (y la reseña de esa película) tendremos que esperar a mañana… Espera, ¿que es esto de que se estrena el 21 de Agosto? ¿Pero que taquilla esperan hacer si la estrenan un mes después del estreno, con lo condenadamente mala que es? Vale, vale, pues me da igual, la crítica la pondré mañana mismo y que sea lo que Galactus quiera…

3 comentarios en “Los 4 Fantásticos de Josh Trank (I): Los arquitectos del desastre y cómo llegamos a ello”

  1. Lo peor de las versiones anteriores es que Jhonny es un afroamericano (NO SOY RACISTA) pero lo mas peor es que LA COSA NO TIENE COSA Y DR.DOOM ES UNA MOMIA Y EL GUIÓN ES UNA BASOFIA QUERIENDO IMITAR A THE DARK KNIGHT

    1. Olvidé borrar lo de “Lo peor de las versiones anteriores”, lo que quiero decir es que esta película es tan mala que hace que las versiones de 1994 y la del 2005 sean UNA OBRA DE ARTE.

    2. Yo es que lo repito, el Dr Doom de Corman es mejor que el de Josh Trank, con esa especie de carcasa de plástico cutre que lleva por encima. De hecho me ha recordado al traje hortera ese de las lucecitas que le pusieron a Nicholas Cage en Superman Lives, asi que imaginaos si me ha parecido lamentable.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s