I Hate Fairyland – Skottie Young nos muestra el lado más violento de los cuentos de hadas

De niños todos fantaseamos en algún momento con poder vivir en los mundos de fantasía de los cuentos de hadas que nos leían o veíamos en el cine, quien mas o quien menos quiso ser príncipe o princesa, tener un gran castillo, tener como amigos a animales parlantes y vivir en un mundo mágico lleno de sorpresas… Pero como dice el dicho popular y Skottie Young nos cuenta en I Hate Fairyland, hay que tener cuidado con lo que se desea porque podríamos conseguirlo…

i_hate_fairyland_skottie-young-image-comicsEsto no es un clásico cuento de hadas

Erase una vez una niña pequeña normal y corriente llamada Gertrude que adoraba jugar con sus muñecas, sus peluches y sus disfraces y cuyo mayor sueño era poder vivir en el mundo de fantasía de sus juegos infantiles. Ese sueño se cumplió el día en el que Cloudia, la reina de Fairyland, transportó a Gertrude hasta su reino, momento en el que esta comenzó a pensar que a lo mejor su deseo no había sido tan buena idea. Algo que pareció confirmarse cuando la reina le anuncio que si quería regresar a su hogar debía embarcarse en una búsqueda épica para encontrar la llave que abriría el portal a su mundo y que le permitiría volver a casa, una misión para lo cual le entrego un mapa del reino y le presento a Larrigon Wentsworth III, su guía y compañero de aventuras. Veintisiete años más tarde, sin haber encontrado aun la llave y sin haber envejecido externamente un solo día, Gertrude está segura de que algunos deseos es mejor olvidarlos…

i_hate_fairyland_skottie-young-image-comics (4)Para eso mejor se hubiese quedado en casa

Para mucha gente Skottie Young es solo ese dibujante que hace portadas variantes para Marvel con versiones infantilizadas de sus héroes, pero en el último año y pico ha demostrado que además de ser un gran dibujante poseedor de un estilo de lo más interesante, es un guionista bastante divertido. Su trabajo en la serie regular de Rocket Raccoon/Mapache Cohete fue una sorpresa de lo más agradable, ya que convirtió al ahora famosísimo personaje en alguien que no hubiese desentonado lo mas mínimo entre los clásicos Looney Toones. Pero tras una etapa como autor completo que se nos hizo demasiado corta (siguió como guionista pero cediendo el dibujo a otros autores) y seguramente tras haber ganado confianza en sus habilidades como escritor, Young decidió que ya era hora de poner su talento al servicio de sí mismo y publicar su primer “creator owned” comic, algo para lo cual ha seguido el camino de muchos compañeros de profesión y se ha ido a Image.

rocket-raccoon-skottie-young-marvel-Esta claro que a Skottie Young le gustan los personajes violentos

Y tras tres números publicados de su I Hate Fairyland, hemos podido comprobar que aquella acidez y mala leche que tenía su Mapache Cohete se queda en nada comparado con lo que puede hacer ahora que en tiene total libertad para hacer lo que le plazca. Y es que aunque Young ya tenía algo de experiencia en mundos de fantasía gracias a su trabajo como dibujante de las adaptaciones al comic de las novelas de OZ, estos dos trabajos no podrían ser más diferentes. Aquí el autor ha dado rienda suelta a su lado más gamberro para mostrarnos un mundo de fantasía hiperviolento y repleto de gore que gracias a que Young utiliza aquí su estilo más caricaturesco hace que todos elementos que podrían resultar extremadamente desagradables sean en cambio hilarantes. Algo que acompañado de un guion de lo mas cafre y una protagonista que parece haber heredado lo peor del carácter de personajes como los patos Lucas y Donald, hacen que nos encontremos ante un comic de lo más recomendable.

i_hate_fairyland_skottie-young-image-comics (17)Vale, igual a veces si que es un poco desagradable

I Hate Fairyland es un paso más en esa tendencia que estamos viendo en el comic estadounidense en el que los autores reconocidos abandonan, o al menos dejan en un segundo plano a las grandes editoriales (algo que en muchos casos estas se están ganando a pulso) para dedicar la mayor parte de su tiempo y talento a trabajos de creación propia en los que tienen todo el control y todos los beneficios. Y aunque me da pena no poder ver a mis autores favoritos encargándose de esos personajes a los que he seguido durante tantísimos años, el que de esta tendencia estén surgiendo comics tan divertidos como este I Hate Fairyland hace que esa pena lo sea menos.

1 comentario en “I Hate Fairyland – Skottie Young nos muestra el lado más violento de los cuentos de hadas”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s