Raspa Kids Club – El inquietante y divertido mundo de Álex Fito

Y si ayer descubría un comic cuya existencia desconocía hasta hacia muy poco tiempo, lo que toca hoy es más bien un re-descubrimiento tardío de un comic que sí que conocía pero del que hasta esta semana no había podido disfrutar en su totalidad. Se trata de un comic cuya existencia conocí casi por casualidad en una época en la que estaba algo quemado con los superhéroes (los 90 fueron muy malos y dejaron largas secuelas) y buscaba algo diferente que leer, y pocas cosas hay más diferentes a todo lo que había leído, entonces y ahora, que el Raspa Kids Club de Alex Fito.

raspa-kids-club-alex-fito-recopilatorio-glenat

Si parece un cómic diferente es porque lo es

El Raspa Kids Club es una organización muy exclusiva en la que sus miembros pueden hacer todo lo que deseen sin ningún tipo de restricciones ni censura siempre que cumplan con los requisitos para ser miembros, ser menor de doce años… y estar muerto. Niños de todo el mundo que sufrían en vida, cuyos padres les ignoraban o maltrataban, tienen ante sí todo un nuevo mundo de diversión eterna en el que todos sus deseos se verán cumplidos. Un lugar en el que no habrá adultos que puedan decepcionarles o hacerles daño de nuevo, en donde el único límite lo pondrá su imaginación y donde su única obligación será la de divertirse. ¿Quién no querría pertenecer a un club así?

raspa-kids-club-alex-fito-comic_ (1)

Este es un Club donde los nuevos miembros reciben una ¿cálida? bienvenida

Como decía más arriba este comic lo descubrí en una época en la que quería (necesitaba) leer cosas diferentes. Porque como no me cansare nunca de decir los 90 fueron muy malos para los que leíamos principalmente superhéroes, algo que me llevo a leer otro tipo de comics. Y aunque es verdad que para cuando descubrí el Raspa Kids Club no es que lo peor de los 90 ya hubiese pasado, es que estábamos ya en el siglo XXI, pero las ganas de leer cosas diferentes se habían mantenido, y pocas cosas había visto más diferentes que este comic. Y es que cuando Alex Fito describe en la portada su Raspa Kids Club como “’¡El primer tebeo del mundo que te deja con mal sabor de boca!” no exagera demasiado, porque quizás no sea el primero en provocar este efecto, pero el mal sabor te lo deja y de qué manera.

raspa-kids-club-alex-fito-comic_ (5)

Bajo esta tierna apariencia se esconde una historia muy macabra

Porque bajo esa aparente inocencia del estilo grafico de Álex Fito que consigue pillarnos con la guardia baja, se esconde una serie de historias cortas, a cada cual más desgarradora, de sufrimiento infantil. Niños maltratados por sus padres o simplemente desatendidos, fallecidos en accidentes, negligencias o maltratos, historias terribles que Fito con las que Fito consigue un delicado equilibrio entre el humor y la culpabilidad que sentimos al darnos cuenta de lo que nos está provocando esa risa.

raspa-kids-club-alex-fito-comic_ (3)

Si, una historia definitivamente muy macabra

Y este es un comic en el que además Alex Fito combina una serie de influencias bastante diversa y pintoresca. Por una parte nos encontramos con la obra del escritor e ilustrador estadounidense Edward Gorey, un autor que se hizo famoso por sus inquietantes ilustraciones y que ha influido también la obra de personajes como Tim Burton, y en cuya obra Los Pequeños Macabros/The Gashlycrumb Tinies podemos encontrar una clara y bastante directa influencia en este Raspa Kids Club. La otra gran influencia la encontramos en la festividad del Día de los Muertos del México natal de Álex Fito, festividad a la que se le dedica un capítulo entero en el recopilatorio de esta obra y de cuya estética en la que las calaveras son un elemento omnipresente, bebe mucho esta obra.

andrew-gorey-dia-de-los-muertos

Si es que esta claro que la inspiración te la puedes encontrar donde menos te la esperes

Así que si alguien está buscando una lectura diferente aunque deje con mal sabor de boca, Raspa Kids Club es una buena opción, un cómic que aunque se reedito hace ya unos seis años por la fenecida Glenat aún es relativamente fácil de conseguir tanto en librerías como en la propia web de su autor. Aunque curiosamente, y comparando la edición en grapa (aquella única grapa que conseguí hace ya tantos años) con la recopilación en tomo, se echan a faltar  algunos materiales como una historia corta que Álex Fito realizo a medias con Max en la que podíamos disfrutar de un peculiar crossover entre los Raspa Kids y Bardín el Superrealista, así que supongo que la única solución será conseguirlo todo, que los niños protagonistas no van a ser los únicos que tengan que sufrir un poco para disfrutar de pertenecer al Raspa Kids Club.

2 thoughts on “Raspa Kids Club – El inquietante y divertido mundo de Álex Fito”

  1. Parecen los herederos de “TUMBITA” de Tunet Vila, lor y prez de dibujantes,actores de espaguetti-western,buscavidas y traductores con dos cojones.
    Por cierto fallecido este año

    1. In memoriam.

      Siempre recordaremos sus desfases en selecciones ilustradas y su “¡y un jamón con chorreras!” en el capitán america de Vertice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s