Hasta los huevos de los que se quejan de quienes se quejan

A estas alturas todo el mundo ha debido leer por ahí el rumor de que al actriz Zendaya va  interpretar a Mary Jane Watson en Spider-Man: Homecoming, un rumor que para variar ha sido recibido de forma ruidosa por los que no están nada contentos con el casting y con los que lo consideran lo mejor que ha sucedido jamás (porque fanáticos los hay en todos los bandos aunque algunos no lo quieran creer). Una “no-noticia” y polémica que de nuevo ha provocado que defensores de posiciones opuestas se hayan lanzado enajenados al cuello de los otros, una situación que en ocasiones da vergüenza ajena y que me ha llevado a poner por escrito una idea a la que llevaba dándole vueltas bastante tiempo, la de reivindicar el derecho a quejarse sin ser tachado de todo.

abe-simpson-periodico-newspaper-yelling-gritando-nube-cloud

Si quejarse es de lo mas sano cuando se hace bien

Quizás primero convendría recordar antes de entrar en materia como todo esto no es más que otro rumor con poca sustancia y al que otras fuentes igualmente “fiables” (o sea nada) desmienten.  Otro rumor que se sumaría al extendido hace unos pocos meses y que decía que el joven actor Michael Barbieri iba a interpretar a una versión “blanca” de Ganke (el amigo de Miles Morales) algo que desato las iras de medio Internet hasta que el propio director de la película tuvo que salir a desmentirlo, resultando que ese actor interpreta a un tal Jason que a saber si tendrá siquiera frase en la película o si será solo un personaje de fondo para hacer bulto. Que eso daría para otro artículo, lo fácilmente que se esparcen, y se creen casi religiosamente, cada rumor que se publica en Internet.  Pero dejando a un lado la credibilidad del  rumor, asumamos por un momento que es cierto ¿Qué puñetas hay de malo en quejarse de ello?

michael-barbieri-spiderman-homecoming-ganke

Y durante semanas esto fue una “verdad” incontestable… sigh

Porque algo que leí la semana pasada fue ya la proverbial gota que colmó mi vaso, leer en un foro a alguien afirmando que TODOS los que criticaban este presunto casting lo hacían lisa y llanamente porque eran unos racistas, ya que era mucha casualidad que la gente SOLO se quejase de los castings cuando el actor/actriz en cuestión era no blanco (Antorcha Humana, Heimdall, Nick Furia…). Y no es que yo quiera meterme en la estupidez congénita o la ceguera selectiva de los personajillos que hacen afirmaciones como estas y se quedan tan anchos, pero decir que las quejas se limitan a estos casos es como poco tener graves problemas de memoria o ser un demagogo sin ganas de argumentar.

abe-simpson-periodico-newspaper-yelling-gritando-nube-cloud-argumentoEsta imagen es de lo mas versatil

Porque no se los demás, pero yo soy lo bastante mayor como para recordar como a finales de los 80 había mucha gente que consideraba que Jack Nicholson era demasiado gordo para ser el Joker y Michael Keaton demasiado canijo para ser Batman. He visto a gente poner  a parir a Bryan Singer por darles uniformes negros a toda la Patrulla-X y por no teñirle el pelo de negro oscuro a Brandon Routh en Superman Returns o por oscurecer su uniforme, criticar a Hugh Jackman por ser demasiado alto y joven para ser Lobezno y atacar a Snyder por (entre otras cosas) la falta de calzoncillos del uniforme de Superman. Tampoco se han librado de quejas la falta de perilla de Stephen Amell en Arrow, el uniforme de Grant Gustin y su poco rubio pelo, la poca fidelidad de muchísimos de los uniformes de los superhéroes al dar el salto al cine o la televisión o de sus personalidades… Quejas que han existido desde hace décadas y que reducir a quienes las expresan a simples estereotipos dice muy poco a favor de quienes se quejan de estos.

X-Men-Black-Leather-Costumes-michael-keaton-batman-jack-nicholson-joker-superman-wolverine-stephen-amell-arrow-beardQue va, nadie se ha quejado jamas por nada aparecido en una pelicula de superheroes…

Y sí, es cierto que en algunos casos habrá gente que de verdad sea racista, pero también habrá otros tantos o puede que más, que tengan razones perfectamente válidas. Porque pese a que a muchos parece que no les entra en la cabeza, los cómics han sido siempre un medio visual, uno en el que sus seguidores suelen ser muy fieles a sus personajes favoritos y lo son durante mucho tiempo, por lo que cualquier cosa que se desvíe de la imagen que el personaje de turno haya ha tenido durante décadas va a ser recibido con críticas, sea el color de la piel, el del pelo o el uniforme. Porque a mí que me expliquen cómo es que SIEMPRE es racismo cuando hemos tenido casos como el del Mandarin en Iron Man 3, que fue ampliamente criticado por no ser como en el comic y casos como el de Hugo Strange en Gotham, un personaje que es blanco en el comic y que en televisión fue interpretado por el actor de ascendencia china B. D. Wong y que ha sido aceptadísimo en su papel sencillamente porque sí que se parece al personaje del comic.

Trevor-Slattery-BloodyEll-mandarin-iron-man-3Esto en cambio no provocó la mas minima queja, que va

Tomemos otro famoso y reciente ejemplo, el remake de Cazafantasmas. Esta película ha sido ampliamente criticada y de nuevo TODOS los que la criticaban lo hacían única y exclusivamente por ser machistas. De nuevo nos encontramos con una ceguera y memoria selectiva que parece olvidar lo bien recibidos que suelen ser los remakes. Recordemos si no las amplias críticas que recibió el remake de Robocop hace un par de años, lo espantosamente mal que han sido recibidos los primeros trailers de los remakes televisivos de Arma Letal y MacGyver, o el cabreo generalizado que recibió el rumor de realizar un remake de Rescate en Nueva York sin contar con Kurt Russell. Curiosamente en todos estos casos nos encontramos con series y películas que en todos los casos conservaban el género y color de piel de los protagonistas de las versiones originales. ¿Aquí también hay racismo y machismo? Porque esto más bien suena a que el público en general no recibe muy bien los remakes de obras populares vengan en el envoltorio que vengan. Pero claro, es más fácil generalizar y quedarse tan ancho.

Robocop_macgyver-lethal-weapon-remakesY la gente ademas adora los remakes cuando estos son protagonizados por hombres…

Una postura que también se da, aunque quizás en menor medida, contra los que en lugar de criticar algo lo defienden. Ahí tenemos de nuevo el tema de Cazafantasmas, donde cualquiera que defendiese la película era considerado feminazi o social justice warrior. Aunque también es cierto que esta era la clase de película que suele atraer a esos “defensores del honor” que de forma fanática y condescendiente defienden todo aquello que ellos consideran que no puede defenderse por si mismo como si estuviesen protegiendo la vida de un ser querido y a quienes parece encantarles enfrentarse contra lo que consideran los males de la sociedad. Porque fanatismos los hay en todas partes y son todos malos.

ghostbusters-2016Y una vez estrenada ya nadie se acuerda de ella ni para bien ni para mal

Pero dejando a un lado lo ridículamente patético de que la inmensa mayoría de defensores y detractores fanáticos manifestaron su postura meses antes del estreno de la película cuando nadie la había visto (un tema que daría para otro artículo, sobre la gente que cree que su opinión sobre algo que aún no han visto/leído vale algo), recordemos que esta postura idiota se dio exactamente igual con películas como Mad Max: Fury Road o Star Wars: El Despertar de la Fuerza. Ambas películas contaron con defensas y ataques que rozaban, y a veces se metían de lleno en ello, en el fanatismo mas absoluto donde incontables personas se dedicaron a etiquetar alegremente al contrario con tal de no tener que escuchar sus argumentos. Una situación que de nuevo demuestra que la generalización es el camino fácil y que ya nadie parece saber tomarse las cosas con algo de calma.

star-wars-force-awakens-mad-max-fury-road-official-posterEso de disfrutar sin mas de una película ya no se lleva, ahora hay que actuar como hinchas en una competición deportiva

Y ahí está precisamente el problema, en que es fácil, demasiado fácil. Si tú te encuentras en internet (admitámoslo, en el cara a cara estas broncas no suceden tanto) con una opinión contraria a la tuya y aceptas que es una persona con el mismo derecho que tú a tener una opinión, tienes dos opciones, ignorarle (que suele ser lo más sano) o discutir con él y tratar de hacer valer tu punto de vista, pero eso requiere trabajo y esfuerzo. En cambio sí reduces a la otra persona a un estereotipo/etiqueta  ya no tienes que esforzarte, esa otra persona es “lo que sea” y su opinión es mierda y no vale nada.

marking cattle-marcando ganadoAquí lo que hay es demasiada gente con complejo de ganadero

Así nos encontramos con algo que hasta no hace mucho yo solo solía ver en el mundo de la política/deporte, el “hooliganismo”. La gente ya no es gente, si tienes la mala suerte de encontrarte con alguien que opina diferente a ti, y sin ganas o habilidad de argumentar, eres un friki gordo que se ceba a ganchitos de queso, un marvelzombie, dcadicto, machista, feminazi, SJW, racista, homófobo, gamergater, facha, rojo…  O por resumirlo con una palabra que cada vez se está utilizando más, eres un “Hater”.

hater-name-tagQue manía que tienen algunos con etiquetarlo todo

Esta reducción del contrario a una etiqueta, una moda que cada vez se está extendiendo más,  está matando el debate en Internet, ya que con esta postura tan radical que roza el fanatismo los “etiquetados” se están dividiendo en dos bandos con pocas ganas de debatir. Por un lado tenemos a los que prefieren abstenerse de dar su opinión en público sobre cualquier tema que pueda resultar polémico, o al menos no darla cuando esta es negativa, por miedo a ser estigmatizados y/o lapidados públicamente. Recordemos si no lo que le paso a todo el que se atrevió a defender públicamente el trabajo de Nick Spencer con Steve Rogers, que automáticamente se convertía en un defensor del nazismo, o como cualquiera que se atreviese a decir que era lógico que Marvel/Netflix hubiese contratado a un actor blanco y rubio para interpretar a Puño de Hierro era un racista.

Minesweeper-buscaminasY creo que me quedo corto con la analogía

Pero por otro lado tenemos a los que reaccionan de una forma más visceral y al ver como cualquier intento de defender una postura contraria a la del interlocutor de turno solo obtiene por respuesta un nuevo etiquetado en la línea de “tu opinión no vale nada porque eres XXXXX” reaccionan a la defensiva intentando soltar un exabrupto más gordo del que le han lanzado a ellos (algo que no puedo justificar del todo pero que comprendo perfectamente), desembocando en una escalada de insultos que entierra cualquier opinión legitima que alguien pudiese tener. Todo ello ha conseguido que debatir sobre casi cualquier tema sea como pasear por un campo de minas y que cada vez que salta una nueva polémica, artificial o no, den ganas de cerrar el navegador y dedicarse a otra cosa.

people-throwing-shit-each-otherY al final esto es lo que se consigue

Y lo más paradójico de todo esto es que en demasiadas ocasiones la gente que se queja de algo que no le gusta pasarían prácticamente desapercibidos de no ser por… la gente que se queja de ellos. Esto es algo que también todos hemos visto en demasiadas ocasiones y que de nuevo se ha repetido con el caso que dio pie a este artículo, el presunto casting de la actriz Zendaya como Mary Jane. Un caso con el que me he encontrado innumerables artículos de opinión, mensajes en redes sociales y en foros de gente quejándose de quienes criticaban el casting o peor, quejándose de los que seguramente pronto empezarían a quejarse del mismo, mientras que gente quejándose del casting encontré poquitos, exactamente lo mismo que sucedió con el tan polémico caso de Cazafantasmas, donde los defensores de la película se convirtieron en el principal altavoz de los detractores. Una situación que por una mezcla de oportunismo (demasiados blogs viven de exacerbar polémicas a ver si con eso sube el contador de visitas) y de fanatismo a la hora de defender la postura propia consiguen que lo que podría haber sido una situación minoritaria parezca desproporcionada por la relevancia que ellos mismos le dan y a los que les convendría relejarse un poco con tanta crítica hacia los críticos.

bart-simpson-megafonoY como no, esa gran estrategia suele estallarles en la cara (y de paso les reduce la calidad del jpg…)

Por ello desde aquí queremos reivindicar el derecho a quejarse, el derecho a decir lo que opinas y a defender tu postura (siempre que esta sea razonada) sin convertirte en el blanco de las iras de toda esa gente que no quiere tomarse la molestia en argumentar y prefieren marcar al contrario con una suerte de “letra escarlata virtual” que les evite la “molestia” de defender su postura con argumentos o aceptar que hay gente que tiene una opinión diferente y tan válida como la suya. Por ello -y convirtiéndome en un hipócrita por un momento- yo también voy a generalizar para afirmar que cualquiera que rebata los argumentos de otro reduciéndole a una etiqueta es un gilipollas.

5 thoughts on “Hasta los huevos de los que se quejan de quienes se quejan”

  1. Esta bien esto.
    Mis simpatias caballero.
    Por mis partes, yo proclamo que espero a ver a la nueva Mary Jane en movimiento y que cuando critico es porque lo que critico no llega a unos mínimos.
    Si llega a ellos : Mad Max Fury road, la nueva de Tarzan, Iron man 3, etc… diré lo buena que es.
    Y si no llega a ellos la pondre a parir : trailers de Feigbusters,krark krek into the shitness,starbuargggssss 7, etc…
    De todas formas pobres mortales la respuesta a todo esta en el libro del conocimiento total, que os dejo ver en mi infinita compasión😉

  2. Muy buena reflexión. Tan solo se me ocurre añadir que este fenómeno me parece relacionado con otro que se ha generalizado mucho en la sociedad en su conjunto y en Internet en particular, que es la de considerar cualquier discrepancia como una ofensa, y que el “derecho a no ser ofendido” prevalece sobre el derecho a la libre expresión, de tal manera que al otro no se le piden argumentos, sino que directamente se le exige que se disculpe, ya que de antemano se le ha puesto la etiqueta que corresponda (racista, machista, facha,…), como señalas en el artículo, y por tanto no hay más que hablar. Y tiene el efecto de que el miedo a ofender, y a que le etiqueten a uno en uno de estos “ejes del mal”, da lugar a la autocensura.

    En relación con este miedo a ofender, recuerdo que no hace mucho leí que en una universidad británica habían descartado invitar a John Cleese a dar una charla porque temían que con su tipo de humor pudiera decir o hacer algo que hiriera la sensibilidad de los estudiantes…

    1. El caso de Cleese no me suena ahora mismo, pero si los de humoristas como Chris Rock o Jerry Seinfield que han decidido no actuar mas en Universidades por ese tipo d eproblemas, y si el humor de Seinfield es ofensivo no se a donde vamos a llegar…

  3. Interesantísimo artículo. Mis felicitaciones.
    El problema principal es que hoy día vivimos en una especie de “Traje del emperador” en el que decir cosas ciertas, verdades y obviedades despiertan los más exacerbados odios de un sector que parece estar esperando como agua de mayo estas cosas para expresar sus ofensas. Curiosamente esto se ve en Internet (Redes Sociales sobre todo), política y medios de comunicación generalistas, pero poco o menos en la calle, en el día a día. Por ello si dices que la religión islámica está anclada en el pasado remoto y es homófoba y machista eres un islamófobo. Si dices que muchos gays son promiscuos eres homófobo. Si dices que determinados trabajos precisan una condición física que normalmente las mujeres no pueden alcanzar eres machista. Y así hasta el infinito. Esta dictadura del buen pensar ha alcanzado todo el ámbito de nuestra vidas, incluido el mundo friki. A eso sumémosle que en la mayoría de casos las productoras cinematográficas se empeñan constantemente en alejarse de las fuentes originales (por algún motivo siempre tienen que hacer cambios muy serios cuando adptan comics, la mayoría de ellos cambios gratuitos, tal vez obligados por el dpto. de marketing y relaciones públicas, o tal vez para buscar polémicas y ganar así publicidad rápida y fácil), y ue los comics parecen hechos al servicio de estos estudios de cine y por lo tanto deben seguir sus parámetros de ideas y modelos de “no ofender a nadie y representar hasta el último gato” y ya la tenemos liada. Los que se quejan de los que se quejan muchas veces parecen regodearse en ese mundo del Traje del Emperador en el que parecen vivir, e interpretan las quejas en que son unos aguafiestas que les joden el día cuando les dicen que el Emperador va en pelotas. Ellos prefieren vivir convencidos de que va muy bien vestido.

    1. A mi lo que me preocupa es que estas actitudes de “o conmigo o contra mi” antes solo las había encontrado en foros de política y la sección de comentarios de la mayoría de webs de información, pero ya se ve en todas partes. Y es una actitud que esta provocando situaciones ridículas como esta:

      Un escritor que no se atreve a usar un lenguaje propio de la época que va a representar en su obra de ficción por miedo a que alguien se pueda ofender… A este paso me creo que se acabe haciendo aquella version “politicamente correcta” de Huckelberry Finn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s