Queremos más: Doctor Strange (sin spoilers)

El Doctor Extraño es el perro verde de las películas de superhéroes de Marvel. Y es que si con Guardianes de la Galaxia Marvel se enfrentaba a hacer comulgar al público con lo cósmico y con Ant Man pretendían hacer versiones baratas de Iron Man -porque no se puede hacer un giro a la comedia cuando ya estás haciendo comedia en casi todas tus películas- Doctor Extraño se enfrenta al problema de desdecir lo que otras películas como Thor se habían esforzado en negar: La magia existe en el Universo Cinematográfico Marvel, y ha venido para hacerle la competencia al mismísimo Harry Potter. La pregunta es, ¿lo ha conseguido?

doctor-strange-film-posterMás Ditko y Roger Stern que Jason Aaron, vamos por buen camino.

Todavía es pronto para saber si comercialmente va a triunfar sobre la competencia o si va a ganarse una segunda parte como sí que se la ganó el Hombre Hormiga, pero lo que sí puedo decir es que  Doctor Strange es una buena película. Y es buena aun siendo todavía muy tímida respecto a lo que podría mostrar en pantalla, haciendo equilibrios sobre un personaje totalmente enraizado sobre la mitología visual de Steve Ditko; y es que si un Kirby desatado puede que no fuera del gusto del gran público, Ditko cuando se ponía raro no había quien le ganara, y el culmen de sus rarezas está en los mundos místicos por los que transcurren las aventuras de Stephen Strange. En la película dirigida por Scott Derrickson no tienen miedo a mostrar algunos de esos mundos, pero se cuidan mucho de centrar la acción en un mundo real más cercano a lo que ya vio el público en la Inception de Christopher Nolan y llevándolo un paso más allá; todo el planteamiento de la película está pensado para que el espectador se introduzca en esos mundos, y a veces esto supone sacrificar la fidelidad al cómic original. Pero supongo que podría haber sido peor…

nullOjo al director de fotografía Ben Davis, que entre Guardianes de la Galaxia y esta película hace uno de los mejores trabajos de su carrera.

Y es que desde la personalidad de Strange -que aunque no se puede negar que el personaje del cómic se mola a si mismo, lo que vemos en el cine es más cercano a Robert Downey Jr- hasta los mismos poderes que usan los hechiceros, vemos una magia mucho más diluida y menos poderosa que en el original. Y aun así no podemos decir que no esten siendo fieles, porque al fín y al cabo Stephen Strange sigue siendo más bien novato en esta historia, y está tremendamente lejos de su nivel de Hechicero Supremo, el cual es de esperar que alcance en futuras secuelas. Tenemos una magia mucho más basada en las reliquias que en las invocaciones de poderes superiores, con lo que los vemos depender de anillos de teleportación o armas místicas para combatir; aunque para alivio de los fans del original hay que decir que el mismo Stephen Strange no va a usar un hacha ni nada parecido, si no que se limita a usar escudos -de Serafín, supongo- y a conjurar una especie de látigo místico que es bastante patético respecto a lo que el resto de sus enemigos y camaradas emplean. Pero claro, no deja de ser el mago más novato de todo el film…

doctor-strange-ancient-one“-Hola, no soy un señor chino porque no nos ha dado la gana.”

Alguno dirá que se notó la colaboración de Dan Harmon en el guión, porque no paramos de ver chistes y situaciones cómicas a lo largo de toda la historia, dándole una vidilla especial a ciertas escenas y haciendo más humanos a personajes secundarios como Wong o dándole mayor cuerpo a escenas como una batalla astral que se da en la segunda mitad del film. Hay que decir que, dentro de la fobia de parte del público a meter chistes en las escenas dramáticas, en Doctor Strange esos chistes cumplen la función de mantener humanos a los personajes y permitir que el espectador comulgue con las ruedas de molino místicas que le están haciendo tragar; el estilo de Marvel Studios se lleva basando en eso desde la primera película de Iron Man, cuando te hacían creer que un millonario podía crearse una armadura indestructible en una cueva de Afganistán y eran las tortas que se metían lo que realmente te mantenía en el juego. Y esto no es algo que haya inventado Marvel precisamente, porque era una constante de películas de acción de los 80 como Arma Letal que son los verdaderos antecedentes cinematográficos de lo que lleva presentándonos Marvel en los cines desde 2008.

Mordo, un personaje mucho mejor construido de lo que pueda parecer superficialmente.

Respecto al desarrollo de la película en sí, podemos decir que el planteamiento inicial del personaje no difiere mucho del original del cómic -aunque en la película busca más la gloria que el dinero, que ya le sale por las orejas- y su búsqueda desesperada por una cura para sus manos sigue siendo el motor que lo pone de camino a Nepal -que no al Tibet, que queremos vender esto en China- y a adentrarse en los mundos de la magia. Toda su evolución de escéptico desesperado a creyenta funciona más o menos bien -yo habría echado de menos algo más de escepticismo, para que negarlo- y su viaje al estilo 2001 funciona estupendamente, no siendo suficientemente Ditko para los acérrimos del cómic pero sí que bastante vanguardista respecto a lo que estamos acostumbrados a ver en el cine. Sin embargo, tengo que decir que el final de la película se nos hace un tanto anticlimático, porque apenas somos capaces de ver el nuevo status quo que sale del final del conflicto y las relaciones humanas de los personajes apenas son tratadas. En estos tiempos de películas que duran tres horas innecesariamente puede sonar raro, pero a Doctor Strange le habrían venido bien unos cuantos minutos más…

doctor-strange-caecillusLos fans del cómic sabrán reconocer la marca de su frente y cual es el verdadero villano de toda esta historia.

Habiendo visto la película doblada, me resisto a valorar la actuación de Benedict Cumberbatch, Ejiofor o Swinton, porque en ocasiones he notado que chocaba su expresión corporal con sus propias voces. Sí, esto puede parecer todo un palo al doblaje, pero a falta de oir como eran las voces originales prefiero guardar un discreto silencio (pero me huele que es el doblaje, sí). Lo que sí puedo decir con toda seguridad es que Doctor Extraño es una película que pone los cimientos para construir algo mucho más fiel al original y que, a pesar de que echamos de menos los Vapores de Valtorr o unas verdaderas Bandas Carmesí de Cyttorakk, no podemos descartar que en el futuro no vayan a aparecer a medida que Stephen vaya convirtiéndose en el Hechicero Supremo que todos queremos que sea. Y si tenemos eso en mente, podemos decir que Doctor Strange es una película por la que merece la pena ir al cine.

12 thoughts on “Queremos más: Doctor Strange (sin spoilers)”

  1. —– POSIBLES ESPOILERS ——-

    Pues un poco decepcionado con la película, la verdad. Ojo, que me ha gustado, me parece más que digna, pero mi problema es que iba con las expectativas demasiado altas. Me esperaba otra cosa, algo diferente, similar a lo que supuso Iron Man 3, Guardianes de la Galaxia o Soldado de invierno, que dieron un paso claro hacia delante, cada una a su forma, con respecto a lo que viene siendo la película media de Marvel.

    Me he quedado con ganas de más, y desde luego, no me imaginaba la magia que pudiera aparecer en una adaptación de Doctor Extraño (¿pq no lo han traducido? si queda de puta madre) como una especie de Inception con esteroides. Que vale, el protagonista es un novato, pero Mordo, el malote que no me acuerdo del nombre o La Anciana se pasan la mayor parte del tiempo invocando escudos, espadas y palos con los que curtirse el lomo a yoyas en plan chinorri ¡¡¡Que son magos!!! ¡¡¡No discipulos de Jackie Chan!!!! En ese aspecto me ha parecido muy poco imaginativa. Esperemos que vaya a más en las siguientes.

    Sin embargo, algo que me ha gustado mucho es que el buen doctor venciera al final con ingenio e inteligencia, y no con una peleaquetecagasdegrandequeduramasdelonecesario. Un acierto que me gusta, y que continua con finales más contenidos como puede ser el de Civil War (pelea de dos y prou) o Hombre Hormiga (mini pelea genial entre juguetes)…

    Y otra cosa que pense nada más salir del cine y en la que coincido. Tenemos películas que duran dos horas y media y no lo necesitan, y luego esta, que pide a gritos veinte minutos más de metraje. Haber alargado un poco su entrenamiento, las relaciones que se forman durante el mismo, su epifanía al descubrir la magia, su cambio de egolatra insoportable que solo piensa en si mismo a defensor de la realidad… me da que se han quedado muchos minutos en la sala de montaje….

    Y puntazo cuando dice que nunca volverá a tomar una vida, que siempre hay otras vias… mo es tan dificil hacer heroes de verdad…

    En fin que en general bien, pero he salido como me pasa últimamente con algunas películas Marvel. Son tan correctas, les salen entretenidas y buenas con tal facilidad, que siempre en la siguiente creo que van a dar el salto a la perfección y voy con el hype por las nubes, y más con Doctor Extraño, que daba para arriesgar mucho más…

    Eso si, las escenas postcreditos últimamente son un poco flojas…. aunque está bien saber que saldrá en Thor 3….

    1. Empieza a pasar algo curioso con estas películas, porque el género de superhéroes hasta hace bien poco consistía en contar el origen del personaje y poco más. Pero ahora con esto de los universos cinematográficos cuentan con mucho más espacio para el desarrollo, y la película de “origen” se convierte en un mero trámite en el que los guionistas y realizadores tienen que esforzarse en mostrar que hace distinto al personaje respecto a lo que ya hemos visto, con lo que las primeras películas de estos personajes cada vez nos saben a menos. Me da la sensación de que dentro de poco empezaremos a ver primeras películas que no cuenten el origen y lo vayan sugiriendo en la segunda o la tercera parte sin pararse a contar gran cosa, lo cual será de agradecer.
      Pero vaya, que entiendo que un personaje con un origen tan cargado como el Doctor Extraño haya tenido una película tan basada en los inicios, dejándonos al personaje con su aprendizaje a medias pero viviendo en su casa de Bleecker Street.
      Y sí, el que sea un Doctor Extraño que jura jamás tomar una vida -aunque para que jure esto se vea obligado a tomar una de forma pseudo accidental- lo acerca más al Doctor clásico que al papanatas que anda asomando ahora por los cómics de hoy en día y que va por ahi cargándose gente. Coñe, ¡que estamos hablando del protector de todo lo vivo!

  2. Gracias por la reseña libre de spoilers. Por estos lares se estrena a fines de Noviembre, asique voy a estar evitando todo tipo de referencias hasta entonces.
    Y no estaría mal que hablen de la serie actual, de la mano de Jason Aaron y el crack de Bachalo!

    1. De nada hombre, que esto de que a estas alturas todavía no se estrenen las películas simultaneamente en todo el planeta es algo incomprensible. Y no, lo de que usen ciertos territorios como “cobayas” de cara a saber si merece la pena apoyar la película es una tontería, que las campañas de publicidad empiezan dos o tres semanas antes del estreno.

      Y del Doctor Extraño de Aaron habló M’Rabo cuando salieron los primeros números, pero cualquier dia de estos lo mismo escribo yo otro post cagándome en ciertos detalles…

      1. Lo digo sin ofender pero ya sería raro que no os cagarais en una vuelta de tuerca de un personaje.

      2. Uy, habría que ver que entiende cada uno como vuelta de tuerca; Simonson le pegó una buena vuelta de tuerca a Thor, Aaron también hizo más de lo mismo. Sin embargo, en Doctor Extraño lo que han hecho es rehacer por completo la magia del personaje -por no decir que se la ha inventado- y añadir una serie de elementos salidos de la nada que en ocasiones estan curiosos y en ocasiones ya se los podía haber quedado guardados.

        En cualquier caso, el problema nunca es el cambio -que es algo bueno y necesario- el problema es si esos cambios se hacen mal.

  3. Ahora si leí el post con conocimiento de causa y puedo aportar mi grano de arena, con espoilers:
    Estuvo entretenida, dentro de lo que ofrece Marvel y muy bien editada. cumple, pero lo de los chistes… en fin. Hubiese preferido que le bajaran el tono a los chistes (¿era necesaria esa capa de levitación con la personalidad de la alfombra voladora de Aladino?) y le dieran algo más de solemnidad, pero claro, hay que considerar que en algun momento estará con todos los otros heroes personajes de este universo y todos tienen que tener el mismo tono. Ya se vió en la escena post credito. Será que andaba muy serie ese dia (casi me peleo a los golpes con el tipo que se sento a mi lado) pero no me causaron tanta gracia como en otras ocasiones.
    Y si, concuerdo en que se siente que le falto tiempo para desarrollar al personaje como mago. Y claro, habia que meterle acción, entiendo eso.
    Lo que más me llamó la atención sin embargo no fue la pelicula en si sino la introducción del logo de Marvel Studios que practicamente prescindió de imagenes sacadas de comics y apelo a ilustraciones basadas en los actores en los papeles que han representado en la pantalla. En otra oportunidad no me habria llamado tanto la atención, pero considerando lo que ocurre tras bambalinas en Marvel (con su verdadera guerra civil) me dejo bastante suspicaz con como están las relaciones dentro de la casa.

  4. Algo tarde el comentario, pero no podía evitar dejar mi opinión sobre la película. Primero aclaro que sólo he leído la etapa de Ditko y desconozco hasta donde lo han llevado otros autores tanto a nivel historia como estéticamente.
    En este caso concuerdo en que se han alejado de la más pura psicodelia “made in Ditko” con el fin de no espantar al público, no obstante su influencia se nota en algunas secuencias que dejan entrever a los universos paralelos. Probablemente en una futura entrega se suelten más y nos muestren algo más “ditkoniano”.
    Algunos cambios en los personajes me parecen interesantes; lo primero es que Kalecious (no recuerdo bien cómo se escribe) se acerca más al Barón Mordo de los cómics, mientras que el Barón Mordo de la película va por otros derroteros y tiene pinta de ser un villano muy interesante a futuro. Por cierto, Kalecious hace, por un momento, lo que ningún otro villano del MCU había hecho hasta ahora: generar duda sobre si el héroe está en el bando correcto; esto es algo que, dado lo unidimensional de la mayoría de los villanos de Marvel, agradezco, si bien le falta más construcción como personaje.
    En mi opinión, el humor, aunque funciona, sobra.
    Por cierto, yo la vi en su idioma original y las actuaciones me parecieron impecables, pero igual no soy el mejor para evaluar el desempeño de un actor.
    Finalmente, creo que la película cumple en mostrar el potencial del personaje pero no lo explota al 100%, por lo que espero más de una hipotética segunda parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s