¿Realmente merece la pena volver a ver Dragon Ball?: Dragon Ball Super

Dragon Ball Super es esa continuación de Dragon Ball Z que no se llama Dragon Ball GT, y que supuestamente es más legítima que esta última porque el argumento se le ocurrió a Toriyama. O eso dicen ahora, porque en su día también decían que GT estaba supervisadísima por el autor original de la serie y así les lució el plumero. Lo cierto es que Dragon Ball Super empezó de la peor forma posible repitiéndonos la historia de las dos películas (La Batalla de los Dioses y La Resurrección de F) y una polémica gorda de regalo al hacer gala de una de las peores animaciones que se recuerda en los últimos tiempos. Hoy es el día en el que parte del personal dice que Dragon Ball Super ha mejorado mucho y ya está a la altura del original, ¿será eso cierto? Veamos…

Disclaimer: Aunque en el opening aparezca el SS3, en la serie pasan de el como de la mierda.

Dejando de lado los refritos, tenemos que Dragon Ball Super de momento se ha compuesto de dos sagas: La actual de Black y su antecesora, el torneo de los dos universos. El torneo es un torneo más, con Son Goku, Vegeta y Piccolo tomando parte en el mismo y enfrentándose a versiones alternativas de Freezer o conociendo a saiyans defensores de la paz y el orden. No hay mucho donde rascar, porque al fín y al cabo hasta en el Dragon Ball original los torneos no dejaban de ser la parte más sosa de la serie narrativamente hablando; es cierto que es en estas historias donde el personaje de Goku va aprendiendo humildad y va afianzando su amistad con Krillin, pero en realidad la historia gorda del manga siempre fue la que se contaba entre torneos. En Super pasa algo parecido, porque si bien el desarrollo del personaje de Goku lleva estancado desde 1989 y el inicio de Dragon Ball Z, Vegeta y Piccolo andan parecidos y la única intriga que nos queda es la de conocer a los nuevos personajes que nos van presentando y el saber si le dejarán ganar a Goku al final. La saga fue tan tontorrona como cabría esperar y con mucho chiste facilón, pero la trama no se alargó demasiado y podría decirse que los guionistas han entendido la razón de ser principal de los torneos en el manga original: No darle nunca una victoria decisiva a Son Goku y tratar de dejar al espectador con ganas de más (en este caso, la convocatoria de un torneo aun mayor para dentro de un tiempo).

Casi todos los endings son la mar de lamentables, muy genéricos y sin mucho que ver con lo que esta contando la serie.

Y con esto llegamos a la recién finalizada saga actual, esa que esta trayendo de cabeza tanto a muchos fans de Dragon Ball Z como para que empiecen a poner Super a la altura de su sacrosantísima serie de tipos peludos que se transforman y se fusionan y esas historias. La saga de Black -a falta de un nombre oficial mejor- viene a continuar la historia del futuro alternativo en el que los androides del Doctor Gero dejaron la Tierra hecha unos zorros y el único superviviente capaz de presentar un poco de resistencia a su reinado de terror era Trunks, que viajaba al pasado para evitar que todo esto pasara y acababa descubriendo que tenía que joderse porque su intervención solo crearía otro futuro alternativo y que nunca podría cambiarlo todo como si fuera Barry Allen. Su historia, como recordarán los que la vieron/leyeron en su día, terminaba con Trunks entrenándose con Vegeta y esta gente y convirtiéndose en un tipo lo suficientemente fuerte como para poder pegarle una soberana manta de palos a los androides y así liberar su presente de todos los males. Misteriosamente nunca llegaron a contarnos si Trunks tuvo que hacer frente a las incontables amenazas posteriores como Majin Boo que sí que surgieron del futuro en el que Son Goku y compañía sobrevivían, pero tanto da…

Éste es el único que toca algo de lo que ocurre en la serie en ese momento, pero esa cosa que llaman música…

Porque en la saga de Black lo que ocurre es que así de sopetón aparece un tipo idéntico a Son Goku en el futuro con la intención de exterminar a toda la raza humana, con lo que Trunks y los escasos supervivientes de la humanidad, que ya pensaban que podían reconstruir su civilización tranquilamente, se ven obligados a vivir escondidos y a pedirle sopitas otra vez a la gente del pasado. El inicio de la historia se centra principalmente en descubrir la verdadera identidad del villano y tratar de anular su creación en el presente, pero el centro de las peleas se da, a diferencia de la saga de los androides original, en el futuro al que viajan Vegeta y Son Goku buscando bronca. Es interesante ver como los fans de la serie parecen estar encantados con una saga que es tan parecida a la original y que aporta tan poco sobre ella, pero la construcción del nuevo villano parece ser suficiente como para compensar el que ninguno de los héroes muestre el más mínimo conflicto o evolución; Son Goku solo busca una buena pelea y “hacer justicia”, a Vegeta le pasa un poco de lo mismo además de tener la motivación extra de defender a su propio hijo, Trunks.

Y este es el ending actual, un himno a la gastronomía genérico a más no poder.

A estas alturas Dragon Ball Super solo trata de contentar a los fans de Z y ni de lejos mira ya hacía la serie original, a la cual de vez en cuando ha hecho unos cuantos guiños completamente superficiales en forma de unos cuantos chistes infantiloides, aunque sin llegar al extremo de GT con homenajes mal entendidos como “infantilizar” a Son Goku. Las personalidades de los personajes ya son una mera caricatura de lo que fueron, y aunque es agradable el ver que se considere a Son Goku como el merluzo que es, en ocasiones hasta se abusa de ello y empieza a parecerse peligrosamente a una versión japonesa de Homer Simpson. Por su lado, Vegeta no para de realizar actos de nobleza como si a estas alturas nos fuera a sorprender que los hiciera, dado que el tío empezó a redimirse allá por la saga de los androides y hasta sacrificó su vida en la Saga de Majin Boo; si Toriyama acabó la serie cuando la acabó era precisamente porque en esos personajes no había más cera que la que ardía, y el único destino que podía esperarle en una posible continuación al pobre Vegeta era el de residente permanente de la Kame House junto a personajes que ya habían cumplido su ciclo como Yamcha, Krillin o el mismísimo Duente Tortuga.

krillin-policiaPersonajes como Krillin y Bulma son clásicos que deberían recuperarse muchísimo más.

Sin embargo, Vegeta es el gran coprotagonista de Dragon Ball Z igual que Krillin lo fue en su día de la Dragon Ball original, con lo que Super necesita seguir mostrando a Vegeta por aquí y por allá en vez de mostrarnos a un nuevo personaje. No hay intención de recuperar a Gohan (al fín y al cabo la gracia del personaje era ver como crecía junto a su padre para sustituirlo, cosa que al final no ocurrió) pero si de mantener el duo Goku-Vegeta, lo cual me parece un tremendo error si no se introduce ningún elemento nuevo en esa relación. Porque si ha habido una equivocación habitual en Dragon Ball es la de desechar personajes una vez ya habían cumplido su función, no siendo conscientes de que tal vez un Krillin con una pequeña vuelta de tuerca puede dar bastante juego como ya lo dio en su día en sagas como la de Namek o la de los androides, donde la amenaza lo superaba ampliamente en poder pero aun así el hombre ahi se mantuvo aguantando el tipo junto a otro clásico como Bulma.

dragon-ball-super-30thLos diseños de los personajes del torneo entre universos son bastante sosetes, sobre todo el tal Hit.

Mi opinión sobre Dragon Ball Super es que es un más de lo mismo, un Dragon Ball Z. Y aunque es cierto que se ve cierta mejora en la serie tras varias historias en las que daba la impresión de que no se sabía ni que contar, lo cierto es que solo la nostalgia puede impulsarte a ver esto, y que la serie adolece de una constante vuelta al status quo original con la sutil diferencia de los personajes de Bills y Whis, seres extremadamente poderosos dispuestos a pulsar el botón del Deus Ex Machina cuando es necesario. Si a esto unimos el hecho de que cada vez que se ve el desenlace de una saga, los espectadores se rasgan las vestiduras porque el final nunca está a la altura de sus expectativas, para volver a enamorarse d ela serie con el planteamiendo de la siguiente saga, tenemos que Dragon Ball Super es un torbellino emocional sólo para nostálgicos de Dragon Ball Z. Aunque al final los fans de Dragon Ball son tremendamente volátiles, sólo hay que ver lo contentísimos que estaban con la Saga de Black hasta que en los dos últimos episodios de la historia empezaron a echar sapos y culebras y decir que era peor que GT. No hay quien los entienda…

44 thoughts on “¿Realmente merece la pena volver a ver Dragon Ball?: Dragon Ball Super”

  1. “si ha habido una equivocación habitual en Dragon Ball es la de desechar personajes una vez ya habían cumplido su función”
    Y tanto: Yamcha, Tensian (vamos el calvo de los 3 ojos), volver a meter a Freezeer para que lo partan en dos con la espadita de Trunks, etc…

    Yo no es por fastidiar, pero Dragon Ball tenía que haber acabado con la saga de Célula.
    Vamos la lucha final , el ubernemigo hecho con cachos de los mejores luchadores y fin.
    Coño, que luego es el bucle de los torneos en plan Mortal Kombat , ¿ande quedó las aventuras del Goku crio contra el ejercito de Red Ribbon?
    Lo del Boo lo medio aguantas por la bis cómica de Mr Satan y el Boo gordo, pero vamos que ya poniendo tú mucha buena voluntad, el resto como starbuargsssss 7 , UNA PUÑETERA MIEEEEEEEEEERDA pa sacar cuartos a los pringaos.Y no lo digo yo solo, ojo😉

    1. Yo entiendo que dejen “morir” a un personaje cuando ya no da más de sí, pero los casos de Bulma, Krilin o el Duente Tortuga son sangrantes; ambos personajes ya habían dejado claro en su momento que su papel en la historia no era la de ser “superpoderosos”, eran complementos a la personalidad de Son Goku. De repente son sustituidos por completo por la “raza superior” -los saiyan- y hasta Piccolo se convierte en un cero a la izquierda. Para cuando llega el final del manga hasta Gohan sobra, y la historia parece girar alrededor de Goku y Vegeta, el resto son comparsas. Y aun así Vegeta, una vez ya ha contado su historia de redención, ya no tiene absolutamente nada más que aportar que ser “el rival”.

      Lo peor de todo es que la crítica más parecida a esto que leo entre los fans actuales de la serie es decir que Son Gohan está infrautilizado, cuando resulta que Gohan siempre fue un trasunto mal parido de Goku que supuestamente estaba para sustituirlo y al fracasar en ello fue desechado (y con razón).

    2. “Yo no es por fastidiar, pero Dragon Ball tenía que haber acabado con la saga de Célula.”
      Dragon Ball Z alcanzó su cima argumental y dramática con la muerte (priemra) de Vegeta y punto. Después de eso no tenía puto sentido seguir la serie, no hab´`ia nada que rascar. Los viajes en el tiempo fueron interesantes, y al principio Célula en sí molaba, pero luego se desvirtuó la cosa y Célula degeneró en uno de los peores villanos de la serie a la altura de los mierdillanos de las pelis, un villano sin motivación, sin atractivo, y sin personalidad ni interés más allá de su primera transformación.

      1. En mi opinión la serie debería haber terminado ya con Picolo, porque es justamente esa historia la que se repetirá machaconamente a lo largo de las siguientes sagas: Goku es incapacitado, los secundarios se hacen cargo de la amenaza hasta que los derrota, Goku vuelve y salva el día. Incluso en la saga de célula, que es la historia en la que se supone que Gohan sucede a Goku, el propio Gohan no deja de tener la capacidad de derrotar a Célula si no es por la intervención de Goku.

        Y ojo, que Toriyama ya tuvo el amago de dejar la serie cuando Picolo, pero se le ocurrió la historia de los kryptonianos y con eso pensaba terminar la serie. A partir de ahi, todo era la editorial plantando camiones llenos de billetes en la puerta de su casa para que hiciera “una saga más” hasta que Toriyama tuvo ya tanto dinero que no podían ofrecerle absolutamente nada para que siguiera haciendo Dragon Ball.

        Veinte años después sacan Dragon Ball Super y con decir que “ha colaborado” ya deben de estar mandandole los dichosos camiones.

  2. Yo lei por ahi de que se parece el final de black con el final de DBGT, ambos goku y vegeta se fucionan luego pierden la fucion y al final con la energia de las personas es derrotado el villano.

    Yo vi DBZ y me gusto pero esta DBS no me llamaba y parece que hice bien, y hay que ser sinceros el anime gustaba a muchos por las peleas y la creatividad que tenian para lanzar poderes y transformaciones porque lo demas era puro relleno.

  3. Pues…voy a ser yo el que entre con la nota discordante. Dragon Ball GT molaba y lo sabéis.

    Fue la priemra serie en tratar de recuperar ese espíritu aventurero y rocambolesco de las priemras aventuras de Dragon Ball, en vez de tender a elevar ridículamente los niveles de poder. El problema… es que los niveles de poder estaban ya ridículamente por arriba,y era muy difícil dar un paso atrás. Esto hizo que los primeros episodios fueran un poco pesados. Pero a Pilaf lo aprovecharon muchísimo mejor que Akira Toriyama en Battle of Gods. De hecho, me llama la atención lo que dices de los secundarios, porque desde un primer momento los creadores de la serie intentaron delegar protagonismo en otros secundarios, y aun así Vegeta seguía teniendo una evolución bastante interesante, solo que ahora fuera del foco de atención, para darselo más a Trunks, Pan, Uub (¡UN NEGRO EN UN ANIME! ¡HUID!) e incluso Bulma, la cual llegó a tener cierta importancia argumental y a la que pusieron como uno de los personajes más importantes de la franquicia. Rayos, luego incluso levantaron el vuelo con la saga de Baby y el último villano interesante de Dragon Ball, y la idea cojonudísima de las bolas de dragón rebeldes (un poco desaprovechada) Aparte de que el opening y la canción en castellano es la leche salda. No es que fuese mejor que la original, o que Z, pero que nostaba mal.

    Todo esto, que en teoría no viene a cuento, lo traigo a colación simplemente para comparar y ver que Super es una p*ta mierda

    1. Como fan de la original y no de Z, tengo que decir que esa primera saga de GT era una pálida imitación de las aventuras de Goku y Bulma que al final se quedaba en buenas intenciones. Traer de vuelta al Goku crío no tenía mucho sentido si no traías de vuelta su personalidad, y al final todos los viajes por los planetas con el robot insoportable carecían del humor y la frescura del original, con lo que acabó resultando ser un coñazo. Luego ya de lo del super androide 17 y las bolas del dragón malignas mejor no hablo, aquello era otro intento desesperado de imitar a la serie original que no funcionaba porque, en el fondo, Z se agotó a si misma por basarse sólo en los “niveles de poder”, con lo que GT no podía hacer nada al respecto porque por ese camino no había nada más que rascar.
      Super ha intentado plantear otro tipo de soluciones, pero en lo básico está repitiendo sus mismos errores: Otra vez estamos con los niveles de poder desmesurados, sólo que esta vez desde el minuto uno ya te saca dioses y trata de hacerte creer que Son Goku y compañía no eran tan poderosos. El problema es que, visualmente, poco pueden añadir a lo de destruir planetas a bolazos y conseguir más músculos que un dibujo de Simon Bisley, con lo que el espectador no es capaz de apreciar ya ninguna diferencia. Todo es igual, y lo de las transformaciones ya lo desgastaron bastante con los OVAs y demás.

      1. Esa es una de mis mayores quejas.
        Antes me creía los subidones de poder por ciertas escenas. Por ejemplo, en la lucha del torneo de Cell, hay por ahí un par de momentos en los que Goku o los otros temen que ciertos ataques golpeen la tierra (un kame hame ha de Cell y uno de Goku, respectivamente). Era temor porque daban a entender que nunca usaban del todo su poder, salvo en momentos donde no se podía en peligro la tierra al ejecutarlos o cuando el peligro era igual si no lo hacían (cuando Gohan libera todo su poder contra Cell, al final, por ejemplo).
        Incluso en la saga de Buu (o Boo, ya no sé), Goku plantea que la transformación en SJJ3 no dura mucho porque consume muchísima energía, y al mostrarte que su tiempo se reduce en la tierra – en su visita de ultratumba – incluso que ese desgaste de energía se traduce en una reducción de energia vital, lo cual es GUAU. Los personajes han alcanzado tal punto de poder que su vida se va mermando al usarlo.
        La saga de Buu, al final, se alcanza a sentir épica por todo lo que tienen que hacer para detenerlo, pero vista desde lejos es una locura total: primero la esperanza está en Gotenks, luego en Gohan, luego en Vegitto, y luego en Goku. Es como si no supieran ya a quien dejarle la victoria, pero fuera de eso es entretenida cuando menos.
        Pero sí… super es mala, muy mala. A mí por ejemplo me molaba mucho el inicio de la saga de Black porque tenía ese elemento wtf? de, justamente, la saga de los androides (mi favorita de DBZ). El problema es que es un desbarajuste total, porque ya no te crees las escalas de poder, porque en Super ya no hay épica, ya sólo hay embrollos argumentales que se confunden con complejidad narrativa (yo ya no entiendo cómo funciona eso de ser dios de todos los universos si no eres omnisciente y omnipresente, ni tampoco cómo se crean los anillos del tiempo, o la relación entre tiempos entre distintos universos, ni mucho menos la retorcida lógica de cómo funciona el tiempo y las ya quién sabe cuántas variantes de líneas temporales que hay, ni nada de nada de nada. Y no me considero tonto, pero en verdad me pierdo demasiado). Y ni hablar del final de la saga Black-Zamasu. Qué horrible final. HORRIBLE.

      2. Hombre, el problema de esa priemra saga de GT es que ya no nos tragamos que Goku vaya jugando al gamberro por ahí. Por mucho niño que se haya vuelto, sabemos que sigue siendo capaz de destruir un planeta con una sola mano, y por eso nos enerva cuando lo vemos sufriendo con los villanos danzarines, y eso no es culpa de GT sino de Toriyama por flipárselo. No podían además traer de vuelta al 100% su personalidad porque sige siendo un Goku que se ha enfrentado a miles de enemigos, yo lo veo lógico.

        Luego a mí la saga de 17 me gustó. Fue un buen homenaje a las sagas más Z, con todos y cada uno de lso clichés, pero un poco del atractivo de GT: a mí por ejemplo me encanta que todos los villanos de GT no sean solo “versiones malvadas todopoderosas”, sino astutos personajes que aprovechan la fuerza de los héoes para usarla en su contra. Baby poseía el cuerpo de Vegeta, 17 absorbía la energía de sus enemigos, y las bolas de dragón malvadas eran las consecuencias que pagaban los héroes por tratar a Shenron como una navaja multiusos, todos enviando siemrpe mensajes bastante sútiles pero efectivos sobre el ecologismo y la industrialización. Ni siquiera veo yo esos “poderes desmesurados” en GT, es verdad que acabaron inventando al SSJ4, pero lo hicieron para que volviese de alguna forma el Goku adulto sin renunciar al niño, y para poner los niveles de poder en un grupo pequeño de personajes sin que el resto dejase de tener importancia. Y de nuevo, el opening en castellano debe de ser lo puto mejor que ha hecho el doblaje castellano:

        Lo peor es que a mí, que me gusta GT, me ha cogido la Toei y se ha peusto en plan “¡NADA! ¡GT MALO! ¡MUERTE A GT!” Y me la han sustituido por una mierda sin talento creativo animada horriblemente (que últimamente el 99% de los animes están animados así, por cierto) Más o menos lo que ha hecho DC con New 52, vamos…

      3. Si querían traer de vuelta al Son Goku crío, haberse traido al Son Goku del pasado y santas pascuas. Lo que pasa es que claro, había miedo de que un Goku que ni siquiera sabe ponerse rubios los pelitos no fuera capaz de aguantar la serie.

  4. Nunca fui fan de Dragonball ni experto pero desde lejos se ve… la verdad no se como se ve, a mi me parece que desde que se empezaron a ir de torneo en torneo la historia tenia una dinamica de video juego.
    Me quejaríaademasde que los japoneses se contagiaron de la nostalgia cronica de los gringos con historias de hace veinte años y que cada vez se van a ver menos mangas originales y mas y mas refritos de viejas series. ojala que en el caso de Dragonball sea la excepción y no una futura regal. Es decir, nunca digas nunca, recuerda quien es el presidente electo de EEUU. y que el calentamiento global se va a acelerar y que veremos el apocalipsis mientras estemos vivos.
    Odio la nostalgia. En serio la odio.

    1. Al final la nostalgia no deja de ser un mecanismo de defensa de la memoria para quitarte lo malo de tu vida y hacerte más feliz. Lo malo es que con eso empiezas a deformar la realidad y puedes acabar echando de menos la Patrulla X de Lobdell o Los Caballeros del Bodriazo, lo cual es muy malo, aunque todo se suele curar revisitando el material nostálgico con ojos de adulto…

      A menos que no seas un adulto y seas un retentivo anal de mierda que sólo es capaz de decir “lo mio de crío lo mejor”.

      1. Pues yo he revisionado Saint Seiya y sigue siendo la ostia. Tu es que eres un amargado

      2. Y un cojón de mona, esa serie era un engendro infumable y deberías reconocerlo! Ni la primera historia se salva, que la alargan cosa mala con escaleras y gente muriendo y resucitando en el mismo episodio!

      3. Claro, porque en Dragin Ball la muerte no tenia una puerta giratoria que no se estaba quieta!

  5. ¿Pero Dragon Ball tiene historia? Dragon Ball es una ficción agotadisima hace decadas. Un reciclaje continuo y desganado de ideas. Personajes truncados en su devenir vital. Historias sacadas a base de ocurrencias de bombero sin idea de hacia donde dirigirse. Una escalada de poder que era una huida hacia ningún lado argumental. Lo de menos es que la animación sea mala.
    Lo único interesante de Dragon Ball es el fenómeno sociológico de que haya sido capaz de mantener un grupo de espectadores pacientes y entregados, capaces de regocijarse ante cualquier truño esperanzados por que esta vez sea la buena.
    Es como la Patrulla X de Claremont y Byrne: una vez fue una maravilla y desde entonces solo queda el público que la cató entonces, rezando porque vuelva a ser lo que fué; y la chavalada que como no cató otra cosa que sus derivados creen que eso es lo bueno y tragan toda la morralla que se produce sin conocer el producto original. Que le vamos a hacer, tienen el gusto tan atrofiado por años de mala práctica que son insalvables.
    ¡Corcho! Estoy harto de ver aficionados de Dragon Ball, que solo han visto la serie a partir de Freezer y de aficionados de X-Men que solo leyeron a partir de Lobdell y de la Era de Apocalipsis.

    1. Hay gente que empezó por Lobdell y a posteriori vió la luz de Claremont, lo cual me parece estupendo y maravilloso. Lo malo es esa nostalgia mal entendida por la serie de los 90, que uno tiene todo el derecho del mundo a sentir nostalgia por lo que le de la gana, pero de ahi a ser editores de Marvel y que lo considere como “lo clásico” de X-Men…

      1. Leído en Zona Negativa ayer mismo, y casi me da un pasmo….

        “Kyle Rayner siempre me ha parecido mucho más interesante que Hal Jordan”

        contestado por…

        “Ya somos dos.”

        pero lo que casi me provoca el llanto fue…

        “Hal Jordan: Rebirth, La Guerra de los Sinestro Corps…

        Kyle Rayner: El Poder de Ion, Rebirth, La Guerra de los Sinestro Corps, Green Lantern Corps de Tomasi y Gleason, Nuevos Guardianes de Justin Jordan, Omega Men de Tom King…

        Ya somos tres”

        Dios mio, o soy muy viejo, o los paradigmas por los que se mueven los nuevos aficionados escapan a mi comprensión…..

        Voy a ir reservando sitio en el asilo….

      2. Los nuevos aficionados son los que se compraron religiosamente a Hal cuando volvió y pasaron olímpicamente de Kyle, que no siquiera llegó a aguantar una serie propia en España. Así que sí, los nuevos aficionados de Kyle deben de ser esos tres y necesitan juntarse en ZN para hacer terapia de grupo o algo.

      3. Y yo creo que no son ni tres, es uno solo usando tres nombres diferentes y ya xd

      4. ¡Sois unos viejales y nostalgicfags! ¡Cualquier día os veo diciendo que en el Cretácico vivíamos mejor porque la humanidad no existía y solo había dinosaurios!

      5. Oye, fuera coñas, si a mí lo que siempre me ha dado más miedo es acabar nostálgico perdido. Lo que pasa es que en el caso de Dragonball es más que evidente que cuando el manga era una comedia de aventuras era un producto netamente superior, y es tan diferente a Z y GT que hay gente a la que no le gusta la serie original y prefiere los pelitos rubios.
        Pero es que claro, Z es un battle manga y Dragon Ball es una comedia de aventuras que va degenerando en battle manga.

      6. Pero si la nostalgia es la ostia! Nada como una sesion de intros de viejas series y bloques de publicidad ochentera en youtube para quitarse todos los males!

      7. Creo que lo que no entiendo es la falta de interés en la historia de los personajes. Me parece que el primer tebeo de la Patrulla-X que cayó en mis manos fue el número dos de forum, el de la portada con Cíclope dejando el grupo. Pero en los propios tebeos, en los correos de los lectores (Profesor Loki, snif, snif, por cierto ¿al final se supo quien era? ¿y el Dr. Atomos?) no dejaba de leer referencias acerca de que eso no era el principio, que existía una Patrulla-X anterior, y que la dibujaba un tal Neal Adams que era la repera…. y así con todas las colecciones….

        No puedo entender que un lector al que se le supone que le gusta esto, me tome como primera referencia de un personaje como Hal Jordan el Rebirth que es de hace cuatro días…. me parece una desidia hacía algo que presuntamente es una de tus principales aficiones que no dice mucho del que lo suscribe…. y por lo que veo, es norma general hoy en día, y me parece muy triste, pq es vivir una afición que puede ser maravillosa a medio gas….

        y ojo, que te puede gustar más Kyle Rayner o el que sea, ahí no entro ni me importa….

      8. A mi lo de sus referencias es lo que me ha matado, no citan un solo comic anterior a 2004, los 45 años anteriores de Hal Jordan y los 10 de Rayner parecen no existir. Debe ser que la historia de los personajes comienza cuando uno empieza a leerlos o algo asi, y que leer comics antiguos es cansado porque tienen mucho texto y coloreado plano…

        Que tampoco se de que me extraño, que yo he conocido a gente que afirmaba sin verguenza alguna que se negaban a ver peliculas en blanco y negro (porque la vida es en color) y otros que directamente no veian nada anterior a los años 80 porque el cine de antes era muy malo y tenia poca accion y malos dialogos…

        Pero vamos a pensar que eso es soo una minoria que hace mucho ruido y ya esta xd

      9. Iba a escribir ayer y no lo hice por no parecer el abuelo Cebolleta.

        Ese desprecio hacia la historia de los personajes es un sintoma que yo veo mil veces. Que sí, que hay gente que descubre a Claremont después de empezar con Lobdell, pero son los menos.

        La mayoría de los lectores no quieren ni saber que hay historias antiguas ni el devenir de los personajes.
        Aquella vez en una tienda, que aconsejé a unos que querían comprar algo de X-men por haberles gustado la película de Días del Futuro Pasado; y no quisieron el tomo de Grant Morrison “por ser viejo”.
        Aquella otra vez que un estudiante de Comunicación audiovisual me presumió de no estar contaminado, gracias a no haber visto ninguna película anterior a La Naranja Mecánica, y su película favorita era Matrix.
        Esa condición de creer que el universo empieza con uno mismo ha existido siempre.
        Pero creo que ahora es peor, la cultura de la inmediatez absoluta y del desprecio al pasado. El consumo del producto cultural entendido como una esquilmación, sin que quede nada después con lo que edificar cualquier cosa.
        La sobrinita de una amiga, lo clasifica y desprecia todo según si es “moda” o no, y yo le respondo que nada queda anticuado más rapido que la moda. ¡Con siete años!
        No se que decir.
        ¡Mierda! ¡Soy el abuelo Cebolleta!

      10. Ya bueno, me vais a decir que todos por aquí se han léido la Iliada y el Quijote… Y Shakespeare es un coñazo, Calderón un petardo y toda la literatura anterior a Herman Melville un coñazo. Sí, ha habido una evolución en la literatura igual que en todas las artes en general, pero en el caso del cine y en el cómic estamos hablando de un arte más de masas y más joven al que no hace falta reverenciar por decreto. Que hay gente que no se corta un pelo en decir que Ciudadano Kane es un coñazo, mientras que otros lo piensan pero no lo dicen porque no quieren parecer unos catetos. Cuando alguien dice que Ciudadano Kane es un coñazo lo que está diciendo en realidad es que se ve incapaz de apreciar su guión y la puesta en escena de Welles; a todos nos ha pasado encontrarnos delante de la enésima obra maestra y poner cara de póker o despreciarla directamente, nadie nace sabiendo y entender el producto requiere un aprendizaje.

        Yo mismo viví en persona el desprecio de unos fans de Jim Lee (KHAAAAAAAN!!!) hacia Los 4 Fantásticos de John Byrne. El propio Byrne en los 70 -¡en los 70!- se encontró que algunos de sus propios fans despreciaban y hasta se burlaban del mismísimo Jack Kirby. La ignorancia es valiente, demasiado valiente y demasiado estúpida. Y si denunciarla nos hace parecer abuelos cebolleta, ¡pues seamos abuelos cebolleta!

    1. Si alcanzas el grado de enajenación suficiente como para hacerte fan de eso, te mereces que te repitan la misma historia un millón de veces y más!

      1. Esa era la serie de los arrastraos, que siempre iban reptando por el suelo y llamando a Atenea!

      2. Tu me pones japoneses que dan grima, yo te pongo a japonesas que dan grima!

      3. Saint Seiya es un pecado culpable mío.
        Es pornografía sin sexo, sadomasoquismo extremo, fetichismo con armaduras, tortura psicológica de la buena y épica metalizada.
        Pero en su defensa hay que decir que no pretende engañar a nadie. Lo que promete es lo que da.
        ¡Es que es un colocón sin recurrir a la química!

  6. Trunks pelea mano a mano siendo Super Saiyan nivel 2 contra un enemigo que derrota como mosquitos a Super Saiyan Blue, el cual es mas poderoso que Super Saiyan God, que pudo luchar contra Bills cuando ni una fusion Super Saiyan 3, ni Gohan, ni Majin buu, ni nadie podian si quiera tocarlo.

    Necesito decir mas ? hace falta aclarar que tan mala es esta serie en comparacion con Z ? Han desperdiciado cada oportunidad de hacer una buena trama o subtrama, en pos de chistes tontos y tramas sozas.
    Que mas hay que decir excepto que es un refrito malo malisimo ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s